No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas MIRADOR

Mirador

Por Armando Fuentes Aguirre

Historias de la creación del mundo –Señor –preguntó Adán–. ¿Por qué hiciste la parte posterior de la mujer más grande y abundante que la mía? –Muy sencillo –le explicó el Creador–. Esa parte de la anatomía femenina está cuidadosamente calculada a fin de que sirva de contrapeso cuando la mujer quede embarazada y deba llevar en el vientre a su futuro hijo. Diseñado y construído así, el cuerpo femenino guardará un perfecto equilibrio, ya que el peso de su vientre será compensado por el de su parte posterior. Gracias a ese cálculo la mujer encinta no deberá esforzarse por mantener la vertical. –¡Caramba! –exclamó Adán entre sorprendido y desilusionado–. ¡Yo pensé que eso de la parte posterior de la mujer era cosa de estética, y resulta que es cuestión de ingeniería! ¡Hasta mañana!...

Comentarios