No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas MIRADOR

Mirador

Al principio los ángeles volaban con la velocidad del pensamiento. Eso presentaba un problema: el pensamiento vuela demasiado aprisa, sobre todo cuando piensa cosas que no debe pensar. Así, el buen Dios determinó hacer menos rápido el vuelo de los ángeles. Ahora la velocidad máxima a la que vuelan es de 110 kilómetros por hora. Tomando en cuenta lo anteriormente dicho, cuando manejes en carretera procura no exceder esa velocidad. De otra manera tu ángel de la guarda no podrá alcanzarte. Y si no tienes su compañía muchas cosas pueden sucederte. Incluso puede sucederte todo. No lo olvides, pues. 110 kilómetros por hora. ¿Eh? ¡Hasta mañana!...

Comentarios