No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas MIRADOR

Mirador

Don Carlos Herrera Álvarez, de Monterrey, dirigió por unos años "El Sol del Norte", de Saltillo. En ese periódico empecé yo a trabajar a los 20 años, de corrector de pruebas. Luego don Carlos me hizo reportero, y me enseñó el oficio de escribir. Fue para mí un segundo padre. A él debo el nombre por el que se me conoce más: Catón. Él me lo puso. Él me lo impuso. En estos días he recordado una de sus lecciones. Me decía: -Si hablas bien de los políticos ellos se encargarán muy pronto de hacerte quedar mal. Si hablas mal de los políticos ellos se encargarán muy pronto de hacerte quedar bien. En medio de las turbulencias del tiempo electoral las palabras de don Carlos Herrera Álvarez cobran especial vigencia. Dices bien de un candidato y pronto hace algo que echa por tierra lo bueno que de él dijiste. Opinas mal de otro y pronto actúa en tal manera que confirma lo malo que dijiste de él. Lo mejor que un ciudadano puede hacer frente a un político es mantenerse vigilante, del mismo modo que el empleador cuida la conducta de su empleado. Por desgracia en nuestro país los políticos ni por asomo piensan que ellos son los empleados y el pueblo es su empleador. ¡Hasta mañana!...

Comentarios