No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas MIRADOR

Mirador

Me confieso lector asiduo de Malbéne. Digo "me confieso" porque el controvertido teólogo no goza de simpatías entre la generalidad de sus colegas. Sus opiniones escandalizan con frecuencia y dan lugar a agrias polémicas que escandalizan más. En su último artículo para "Lumen" el lovaniense escribió lo siguiente: ". Los profesionales de la religión tenemos parte de responsabilidad en el hecho de que en el mundo exista la maldad. Inventamos la idea del pecado original, según la cual los hombres nacen ya con culpa, y durante siglos les hemos dicho que son malos por naturaleza. A fuerza de oír eso terminaron por serlo. Otra cosa quizás habría sucedido si hubiéramos inventado la idea de la virtud original, y predicado que el amor y la bondad de Dios están en todas sus criaturas. A lo mejor si les hubiéramos repetido una y otra vez que son buenos los hombres habrían acabado por serlo.". No cabe duda: las tesis de Malbéne se alejan por completo de la ortodoxia. Hay quienes explican eso diciendo que lo que él busca es acercarse a la verdad. ¡Hasta mañana!...

Comentarios