No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas MIRADOR

Mirador

Esta planta tiene nombre como de Las mil y una noches: se llama jazmín de Arabia. Decir que su perfume es embriagador sería incurrir en culpa de lugar común. Pero las culpas son para perdonarse, de modo que diré que su perfume es embriagador. El aroma llena el jardín lleno de flores. En él hay rosas, desde luego, pero hay también geranios, alhelíes, belenes, alcatraces, plúmbagos, hortensias... Yo me sospecho que las hortensias, los plúmbagos, los alcatraces, los belenes, los alhelíes y los geranios florecieron sin otro fin que el de aspirar el embriagador perfume del jazmín de Arabia. Me llega a mí también el inquietante aroma y me inspira pensamientos que de seguro no tienen las flores. Me dice que no es necesario vivir mil y una noches de amor. Con una sola basta, si es noche para no olvidarse. Le doy gracias al jazmín de Arabia por el perfume. Gracias le doy también por el recuerdo. ¡Hasta mañana!...

Comentarios