No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas MIRADOR

Mirador

Por Armando Fuentes Aguirre

Me habría gustado conocer a Victor Buono. Hoy se cumplen 35 años de su muerte. Actor de cine y teatro, se le acabó la vida a los 42. Está casi olvidado. Si acaso lo recuerdan algunos devotos de las películas de ayer por el brillante papel que hizo en aquella película del cine llamado gótico, "What ever happened to Baby Jane?", con Bette Davis y Joan Crawford, papel que le valió ser nominado a un Óscar como mejor actor de reparto. Victor Buono era gordo, muy gordo, y alto, muy alto. Nadie habría adivinado al verlo que en ese tremendo corpachón se ocultaba un hombre tímido, sensible, que escribía poemas y conocía como pocos la obra de Shakespeare. Apartado de la ruidosa sociedad de Hollywood leía días enteros y cocinaba para sus amistades platillos de gourmet. Nació el mismo año que yo: 1938. Cuando cumplió 33 años dijo: "Soy moderadamente rico, algo famoso, guapo a mi manera, y relativamente joven: tengo 33 años. Jamás dejaré de ser moderadamente rico, algo famoso, guapo a mi manera y relativamente joven. Jamás dejaré de tener 33 años". Me habría gustado conocer a Victor Buono. Nunca dejó de ser como era. Nunca dejó de tener 33 años. ¡Hasta mañana!...

Comentarios