No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas LA VERDAD SEA DICHA

La Verdad Sea Dicha

Por

La disputa por la venta callejera En los años 70 ante una nueva y grave crisis económica, autoridades federales decidieron otorgar permisos para la venta de productos en las calles de las diferentes ciudades. La idea era cobrar por el uso de las calles a particulares, familias que vieron en la venta realizada en las figuras de los mercados sobre ruedas la manera en salir adelante, luego de que muchos de ellos habían sido expulsados de los Estados Unidos. De esta manera, aunque se sabe que la vía pública es de todos y no se debe utilizar para usos particulares y prolongados, se crearon esas figuras de ambulantaje, con la intención de dar opciones financieras a decenas de familias, madres solteras, desempleados, personas de la tercera edad, entre otros grupos sociales. Desafortunadamente, en la práctica se apropiaron de muchos espacios organizaciones sindicales que empezaron a lucrar en lo económico, pero también con el control político que significaron los vendedores, quienes se fueron convirtiendo en agremiados y luego votantes, especialmente del PRI, partido del cual emergieron esos organismos gremiales. En la actualidad y en Mexicali se está generando una disputa por el control de los más de 4 mil oferentes de más de 130 rutas de mercados sobre ruedas. Los comerciantes se muestran con temor al hablar de la venta descarada e impune hasta por 25 mil pesos por los espacios, que si bien serán para toda la vida, aún tendrán que hacer pagos anuales tanto al Ayuntamiento como a los mismos dirigentes de las ocho organizaciones que los tienen bajo su control. Uno de los principales señalados es el dirigente la CROC Federación, Jesús Alcalá, por los cobros y el miedo que ejerce a sus agremiados y el resto de los comerciantes. Uno de sus principales oponentes, Rodolfo Sosa, conformó otra organización. Para Alcalá todo es producto de una lucha personal. Sin embargo, durante la semana pasada compartimos un trabajo especial relacionado con esta problemática y fueron muchas las llamadas que recibimos hablando de la gran corrupción que se vive con la disputa en los sobre ruedas. Nos hablaron de los casos en el Pedregal y la colonia Mayos, en donde la situación es insostenible. Pero también hubo referencias de otros sobre ruedas emergentes y consolidados. La venta de espacios es un gran conflicto y sobre todo la obligación de los 4 mil oferentes de tener que pagar la carta aval en más de 500 pesos que otorgan las organizaciones y sin la cual no les entregan el permiso para venta por parte del Ayuntamiento, la cual es una verdadera aberración. El regidor Diego Echevarría propuso eliminar esta carta aval, desde ya, el subdirector de la secretaría del Ayuntamiento, Ronaldo Díaz Lerma, dijo que para ellos no significaría ningún problema, muchos comerciantes así lo quieren, entonces no debe haber problema para que sea quitado este requisito que habla de ganancias económicas para las organizaciones gremiales, pero también de control de los comerciantes que ya no sienten lo duro sino lo tupido ante tanto cobro y escasa ganancia, en muchas épocas del año, sobre todo en verano. La autoridad municipal no debe evadir su responsabilidad de mantener controlado y sobre todo con seguridad a comerciantes y clientes y no sólo cobrar por el uso de un espacio público. La verdad sea dicha. *La autora es directora del portal MF Noticias Mexicali.

Comentarios