No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas DUEÑEZ EMPRESARIA

Dueñez empresaria

Por Carlos Dumois

LIDERAZGO EN LA ERA DIGITAL Si seguimos caminando con los mismos ejecutivos que nos han llevado hasta lo que hoy somos, no llegaremos mucho más lejos. Las organizaciones de la era digital serán cada vez más innovadoras, más ágiles y más flexibles. Sigo pendiente de encontrar casos de empresas tradicionales que se estén transformando hacia la era digital de manera efectiva. Parece que Best Buy va transformándose. Falta ver si logra encontrar una fórmula que persista vigente en los próximos años. Espero pronto les pueda contar de empresas familiares latinoamericanas que lo estén haciendo bien. El reto es grande. Nuestro liderazgo será decisivo. Las organizaciones ágiles e innovadoras necesitan de líderes flexibles e innovadores. Parece evidente, pero los empresarios no caemos en la cuenta de esto. Queremos liderar con el mismo equipo de siempre nuestras organizaciones lentas y dormidas, complacidas en nuestro éxito presente. Fui al MIT, en Boston, a pasar allá una semana estudiando con otros 40 líderes del mundo cómo inducir la transformación de nuestras organizaciones y líderes. Bill Fisher, reconocido profesor del MIT, dirigió el programa. Sus artículos sobre el tema nos ponen a pensar. Aquí les comparto algunas de sus ideas. Lo que sabemos será cada vez más importante que lo que hacemos (si no, no sabremos lo que hagamos). Esto tendrá consecuencias trascendentes en la práctica del liderazgo. El liderazgo contemporáneo está adaptado ya a un mundo conocido, donde las reglas del juego son conocidas y las opciones son familares. Los líderes transformadores que conducirán a nuestras empresas a nuevos estadíos serán más capaces de enfrentarse a lo desconocido, no sólo a la incertidumbre. Son personas abiertas totalmente a lo que vayamos aprendiendo cada día. No se casan con sus modelos ya validados. Para estos líderes la innovación, esto es, el desarrollo de fórmulas nuevas de crear valor es el hilo conductor, no es una parte de su quehacer. La innovación deja entonces de ser una parte integrante del liderazgo, es su guía y su camino. ¿Cuáles son los rasgos de este nuevo liderazgo? 1. El control es cada vez menor. Estamos entrando en una época donde el liderazgo está perdiendo el control. No podemos controlar el aprendizaje de toda nuestra gente en la organización. Debemos orientar sus enfoques con preguntas. Es nuestra capacidad de preguntar lo que debe crecer (ya lo sabía Sócrates). Nuestro cuestionamiento debe ser inspirador. Nuestra forma de aprender necesita ampliarse, no limitarse. 2. Exploración más que descubrimiento. Nos hace faltan líderes con intuición capaz de generar muchas posibilidades, con mayor amplitud de diálogo, con menos prisa por emitir sus juicios. Nuestros liderazgos requieren de mucha apertura a valorar los hallazgos, y no a conducir hacia donde suponemos están las respuestas. 3. La experimentación debe anteceder a la capacidad de decisión. Las resoluciones ahora necesitan de nuevos intentos, y éstos nos conducen a nuevos espacios de experimentación, no a conclusiones definitivas. (Hay cosas que se deben averiguar, y cosas que se deben decidir. Y averiguar debe ser previo a decidir. Y averiguar requiere experimentar. El camino es experimentar, luego averiguar y finalmente decidir. Y en la empresa es decidir el rumbo de ésta, que es lo propio del líder máximo). 4. Más velocidad. Los nuevos experimentos aumentan los riesgos, que sólo con iteraciones más rápidas pueden reducirse. La velocidad de los intentos se convierte en ventaja competitiva. Quienes quieren llegar pronto a fórmulas terminales se quedan a la mitad del camino. 5. Mayor inclusividad. Lo desconocido demanda conocimientos cada vez más diversos, más que descansar en lo que ya sabemos. Hace falta escuchar a muchos conocedores en un creciente número de campos del saber. Otra vez, la capacidad de hacer preguntas se vuelve clave. 6. Generosidad. Los líderes flexibles comparten las oportunidades, los riesgos y los méritos. Saben reconocer a quienes aportan nuevos hallazgos. No nos quedemos con nuestras actuales habilidades y nuestros líderes de siempre. Necesitamos una nueva generación de líderes. * “Dueñez®” es una marca registrada por Carlos A. Dumois. ** El autor es Presidente y Socio Fundador de CEDEM.

Comentarios