No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas DIÁLOGO EMPRESARIAL

Diálogo empresarial

Por Salvador Maese Barraza

La energía nos une He repetido en algunas otras ocasiones que mi compromiso como líder de un organismo empresarial es preservar la competitividad y el bienestar de las empresas y quienes en ellas laboran aquí en Mexicali y, por consecuencia, en Baja California. Por eso quiero recordar nuestra razón de ser como: “Representar con eficiencia y profesionalismo a la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación, mediante acciones y servicios de calidad, para lograr que en México sea líder en competitividad en un entorno global”... bajo esa filosofía nacional, requerimos ser buenos mediadores, pero también debemos mantenernos en un contexto crítico. Señalo esto porque los recientes incrementos en las tarifas eléctricas nos afectaron a todas las ciudades bajacalifornianas, a todos los tipos y tamaños de empresas comerciales e industriales y dentro de estas últimas a las de manufactura para la exportación que se agrupan en las asociaciones de Tijuana y Mexicali. Ello obliga a entender que, como los dedos de la mano o como en todas las familias, si bien hay diferencias por geografía, por formación profesional y por muchos otros factores, la conciencia de unidad entre organizaciones hermanas prevalece en esta coyuntura de tarifas eléctricas; hizo que las asociaciones Index de Baja California en conjunto con la representación nacional de la industria maquiladora y manufacturera de exportación, decidimos participar en la mesa de análisis –y solución, se espera– con la Comisión Reguladora de Energía (CRE), la CFE y la Secretaría de Energía. Reconozco con esto que nuestro oficio de representantes empresariales nos facilitó unir esfuerzos al compartir problemas y soluciones, el que construyéramos puentes, acuerdos, consensos y diálogo, para unidos haber logrado la instalación de la mesa técnica interinstitucional de trabajo para que se refacturen los recibos emitidos por el mes de diciembre y de una vez se revise la determinación de las tarifas aplicables a nuestro Estado calculado a detalle para cada tipo de usuario. Por eso hoy me congratulo de ver que las asociaciones de Tijuana y Mexicali están unidas, que con otros organismos empresariales hayamos conseguido la instalación de la referida mesa de trabajo y que, además, seguiremos juntos colaborando en la construcción de nuestra pujante Baja California. Y no es para menos lo que digo, pues el costo de la energía es sólo un tema en común. Como lo he mencionado en colaboraciones anteriores, los retos que se nos presentan como país, en Baja California y para nuestras empresas son enormes y en los últimos años hemos visto señales asociadas con la pérdida de competitividad, con la generación de empleos, con la atracción de inversiones productivas, con la sustentabilidad ambiental, la seguridad y la educación de calidad, entre otros temas. Por esos grandes temas y pese a la apertura al diálogo de las instancias federales y el apoyo de nuestro gobierno estatal, quiero recordarle al lector sobre lo que nos puede hacer perder competitividad en Mexicali: aquellas como el incremento en tarifas de energéticos que incidan directamente en la inversión y el empleo; las acciones (o pasividades) que tengan un impacto en el estado de derecho y la seguridad; las relacionadas con aspectos de poca transparencia e inestabilidad en las finanzas públicas y temas del medio ambiente, como pueden ser la deficiente recolección de basura o el incorrecto suministro de agua. * El autor es presidente de Index Mexicali y Director de Recursos Humanos para Latinoamérica en Newell Brands

Comentarios