No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Salustio

De historia y algo más

Por

Gayo Salustio Crispo (87-35 a. C.), historiador romano, nació en Amiterno, pequeña ciudad de la Sabina, a unos 160 Km al Noreste de Roma; de origen plebeyo, aunque de familia acomodada, intentó hacer carrera política como homo novus: afiliado al partido democrático, enemigo de Cicerón; cuestor (magistrado) y tribuno de la plebe, obtiene un puesto en el Senado del que es expulsado (50 a. C.), bajo el pretexto de llevar una vida inmoral. Al estallar la guerra civil toma partido por César y desempeña en su ejército cargos importantes; tras la victoria, rehabilitado, vuelve al Senado y un año después (46 a. C.) recibe el mando de la provincia de África, en calidad de procónsul, cargo que aprovecha para estudiar la historia y geografía de Numidia (actual Argelia) en el Norte de África que incluía a Cartago. Con la muerte del dictador y a falta de su apoyo, llega también el final de la carrera política de Salustio. Su relato histórico es como un epílogo sobre los decenios que había presenciado, del progresivo deterioro de las instituciones y del surgir sobre sus ruinas de un nuevo Estado. La historiografía es un arte para Salustio, sus discursos, cartas e indirectas pretenden proporcionar una interpretación de las historias, tratando de acercarse a los hechos, con una filosofía de la historia preconcebida, elaborada con anterioridad a base de sus experiencias y sus lecturas. La Conjuración de Catilina (sobre la conjura que preparó Catilina contra la República en el periodo consular de Cicerón) y la Guerra de Yugurta (narra la guerra de Roma contra Yugurta, rey de Numidia en los años 111-104 a. C.) son relatos centrados en un único episodio tratado exhaustivamente desde sus comienzos hasta su conclusión. Salustio ocupa un puesto singular entre los historiadores romanos hasta el punto de ser considerado el creador de la historia como género literario. En México y en especial en un poblado cercano a Morelia se encuentra Capula, un pequeño pueblo indígena, donde la tradición guarda celosamente las técnicas antiguas de la fusión indígena y española para la elaboración de su alfarería, artesanía de la población con una experiencia y habilidad únicas, también es el origen de la catrina de barro, personaje de José Guadalupe Posada. Ahí vive Salustio, quien no es ni político ni historiador, es un artesano alfarero que además de cultivar su pequeña parcela fabrica y vende tazas, platos y vasos producto de su esfuerzo como artesano, el precio de cada pieza varía desde los $ 2.00 hasta los $ 6.00 pesos, según comenta; él solo fabrica 300 piezas a la semana ya que su horno es pequeño y que las fabrica en su tiempo libre, comenta que en varias ocasiones le han hecho pedidos por mayores cantidades y nunca se han concretado porque siempre le piden más de lo que él puede fabricar y que la pieza la tendría que dar más cara, cuando lo cuestionan porqué, él dice que los costos aumentarían porque tendría que contratar personal con experiencia (artesanos como él), comprar más leña y hacer un horno más grande, comprar arcilla, pagar IMSS, IVA, Infonavit, SAR y tener un contador para pagar impuestos, adicionalmente está seguro que la calidad no sería la misma y perdería sus clientes. Sí, Salustio no es politico ni historiador, pero sí un hombre sabio. El autor es ex presidente de la Federación de Colegios de Ingenieros Civiles de la República Mexicana.

Comentarios