No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Idiosincrasia

De historia y algo más

Por

En uno de los coros de nuestro himno nacional empieza diciendo: mexicanos al grito de guerra...lo cual hemos tomado literalmente, pero entre nosotros y eso es una desgracia, nos atacamos entre todos cuando deberíamos unirnos, desde la firma del acta de independencia, el 27 de septiembre de 1821, y ya como nación libre, comenzaron los golpes. Desde el primer presidente y hasta el actual nos hemos estado peleando. Eso nos debe poner a reflexionar, sobre aquellas palabras citadas por Porfirio Díaz: "la razón por la que le va mejor a Estados Unidos es que una vez que alguien gana la presidencia, el pueblo y los políticos se le unen para trabajar por la nación. En cambio en México, en cuanto alguien toma el poder, todos, enemigos y antiguos amigos, se ponen en su contra". Los estadunidenses, son potencia mundial porque trabajan en equipo y porque a pesar de todo respetan a sus instituciones y a su presidente, mejor ejemplo es la figura de su actual Presidente. En nuestro país en aras del poder, más de un candidato a la presidencia del país, están dispuestos a reventar este país a como dé lugar, mientras ellos se salgan con la suya. Es muy común que les echemos la culpa al gobierno y a los políticos por todos los males de México. Para que México cambie, la misma población debe aceptar sus errores, todos los políticos corruptos no vinieron de Alfa Centauri, ni de otros países, ellos salen del mismo pueblo, tenemos los gobernantes que merecemos porque como pueblo somos apáticos y nos limitamos a decir que me ha ido mal por culpa de la corrupción, no tengo trabajo por culpa de los de arriba o los de la mafia del poder y entonces usan las redes sociales para descargar toda su furia y coraje contra el gobierno no importando de que partido político sea y seguimos esperando un Mesías que nos arregle todos nuestros problemas económicos, de salud, de flojera, de depresión, de seguridad, de corrupción, de robos, de mala calidad de las obras o de planeación. Este país solo cambiará cuando como población admitamos nuestras fallas y decidamos cambiar muchos de los vicios que tenemos como mexicanos. Y cuando eso pase, eventualmente de ese mismo pueblo saldrán los gobernantes que mereceríamos, gobernantes honestos porque serian un reflejo de la sociedad de la cual salieron, no esperemos a que 565 personas que vamos a elegir (500 diputados, 64 senadores y 1 presidente) cambien, mejor cambiemos todos y poco a poco todo va a mejorar. Dejemos de lado esa mentalidad que el pobre por el simple hecho de ser pobre es bueno y abusan de él y el rico es malo y corrupto, cambiemos la mentalidad y este país mejorará. Nunca se nos ha ocurrido pensar que nuestros los problemas son culpa de nosotros mismos, principalmente porque somos enemigos unos de otros, "ya es hora de que dejemos de unirnos para atacar al gobierno, ya es hora de que el proyecto de nación deje de ser quitar al que tiene el poder. “Cuándo será el día en que México esté unido? Tal vez ese día sí logremos derrotar a ese extraño enemigo que menciona en nuestro himno nacional. jaimenavarro@tecnyco.com.mx *- El autor es ex presidente de la Federación de Colegios de Ingenieros Civiles de la República Mexicana.

Comentarios