No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Esperanza de vida

De historia y algo más

Por

En la leyenda sumeria el Rey Alulim vivió 28,800 años. En la biblia hay records de menor longevidad, Matusalén vivió 969 años, Noé 950. Más recientemente y solo con un poco más de autenticidad, el hombre más longevo registrado es el ruso Shirali Mismlimove, quien murió a los 165 años de edad, mientras que la mujer más longeva Ashura Omarova también rusa murió a los 195 años. Gerontólogos creen sin embargo que el verdadero record para longevidad es compartido por media docena de gente que vivió hasta los 113 años, incluyendo a un franco canadiense, fabricante de botas llamado Pierre Joubert, un estadunidense, John Sailing, quien murió en 1959. La edad de 137 años del ex esclavo sureño Charlie Smith, quien murió en octubre 7 de 1979, aún está abierto al debate. Los 113 años son interesantes porque correlaciona muy cercanamente el estimado por los científicos y gerontólogos que es de 115 años, se cree que 115 años es la edad genéticamente planeada de la obsolescencia para la especie llamada Homo sapiens. La esperanza de vida tiene mucho que ver en algunos casos con la nacionalidad, ocupación y estado marital. Un Sueco por ejemplo tiene una expectativa de vida dos veces mayor que un Nigeriano y casi tres veces más que un hombre que nació en Guinea, cuya esperanza de vida es de solo veintiséis años, un bajo estándar de vida es uno de los factores que afectan la esperanza de vida. En términos de trabajo, profesionales tales como los médicos, ingenieros, gerentes y trabajadores sin ninguna especialidad, encabezan la lista en esperanza de vida. Aunque es cierto que el estrés y el trabajo excesivo pueden acortar la vida, el realizar un trabajo que produce infelicidad es aún más peligroso en términos de esperanza de vida. La felicidad es un factor primordial en la determinación de como el estado marital afecta la longevidad. De una lista de los veinte casos más traumantes que pueden afectar la esperanza de vida son la muerte del cónyuge, el divorcio y la separación marital. Las mujeres divorciadas, por ejemplo mueren de cáncer cervical casi dos veces más frecuente que las mujeres casadas, en muchas de las enfermedades potencialmente fatales la presión de ser viuda o divorciada es uno de las fuertes predictores de muerte. En México, de acuerdo a los datos de INEGI, la esperanza de vida ha aumentado considerablemente; en 1930 las personas vivían en promedio 34 años; 40 años después en 1970 este indicador se ubicó en 61; en el 2000 fue de 74 y en 2016 es de 75.2 años. Una esperanza de vida alta indica un mejor desarrollo económico y social en la población. Las mujeres viven en promedio más años que los hombres, en 1930, la esperanza de vida para las personas de sexo femenino era de 35 años y para el masculino de 33. En 2016, se ubicó en casi 78 años para las mujeres y en casi 73 años para los hombres. Realicemos trabajos que nos gusten, evitemos el estrés, las lesiones, seamos felices, aumentemos la esperanza de vida, busquemos llegar a los 115 años para verdaderamente morir de viejos. jaimenavarro@tecnyco.com.mx *- El autor es ex presidente de la Federación de Colegios de Ingenieros Civiles de la República Mexicana.

Comentarios