No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Contra Corriente

Contra corriente

Por Ruben García Benavides

MI ESCEPTISIMO EN TORNO A LA ENCUESTA Una enorme desconfianza me produce, la encuesta en torno al aeropuerto que está organizando o convocando el actual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, por que Andrés Manuel la ha convertido en un complejo asunto. Una determinación tan tan elemental, que obliga a que AMLO. no complique lo que corresponde a su nuevo mandato resolver diría yo: que Obrador, no eche a perder las cosas simples. Ignoro si para cuando esta columna se publique ya se habrá realizado la consulta al respecto: “ que el ¿pueblo? decida”, una falacia más en la que la población total nuca tendrá la posibilidad de participar, dado el desorden o la ausencia de una convocatoria en serio, respaldada por instituciones serias en México como el INE, y no se diga más. En nuestro territorio hemos aprendido, a través de las prácticas de la democracia realizar campañas en torno al voto de los ciudadanos. De verdad, somos maestros. Queda ésta práctica fuera de toda duda respecto a la seriedad de nuestra democracia actual, por algo Andrés Manuel es el nuevo gobernante. La vacilada de la encuesta que organiza el nuevo gobierno respecto de las posibilidades, una, Santa Lucia y o dos , el nuevo aeropuerto, en el modo en que se está convocando y como se realizará, debo reiterar que no es en absoluto confiable. Para empezar, estoy seguro que va con los dados cargados. ¡Qué falta de seriedad¡ Enn general Morena será y encausará el resultado que se desea,; y sobre todo: que lo que se espera está de antemano manipulado para que el resultado sea ese: lo que se espera. Nada confiable resulta para nuestra población el discurso de Obrador de que: “Que pueblo decida; tenemos que confiar en la gente; no le tengamos miedo a la población.” Lo simple, y a la vez lo complejo, es que el nuevo mandatario deposita toda su confianza en Morena, dadas las multitudes que votaron por él. Lo delicado es que un asunto con la seriedad de continuar a no la construcción del nuevo aeropuerto no se debe depositar en estas multitudes, seguidoras de Obrador hasta morir; o hasta la muerte. Obrador con el respaldo o el apoyo de Morena atrás de todo esto, da pie a la falta de seriedad o la espera de resultados en su favor porque de hecho debe haber consigna de sus seguidores; de sus incondicionales. A esto, ni más ni menos es que referimos el remedo de referéndum como una vacilada. Sale sobrando aquello de que: “No le debemos tener miedo al pueblo” Y si bien el pueblo votó por Andrés Manuel masivamente, estas multitudes nada saben de la enorme importancia del asunto en referencia a la encuesta y estas multitudes simplemente diran: “Ya lo dijo Obrador”. Yo y multitudes de mi barrio, a la fecha no sé cómo ni donde votar. ¿Te das cuenta…? Mi comentario es en extremo certero, no tengo la menor duda, al margen de múltiple simpatías de mi parte por el proyecto de gobierno de López Obrador. Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. * El autor es artista plástico.

Comentarios