No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Contra Corriente

Contra corriente

Por Ruben García Benavides

El fracaso de los foros Lo dije en mi anterior columna: El paquete más duro que tiene el actual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, es el de la inseguridad. Y apuntaba: Sólo con este enorme problema que padece México de ser resuelto; o de “perdida” acercarnos a una solución satisfactoria, sería suficiente para reconocer en el nuevo mandatario como el mejor gobierno de nuestro Pais, en los tiempos modernos. Resolver la inseguridad en nuestro territorio, cualquiera que sea la entidad en que se produzca no es algo tan simple o asunto de foritos aquí y foritos allá. Me refiero a las 32 Foros para la Inseguridad a los que está convocando el presidente electo. Como era de esperar estos encuentros, los primeros, resultaron un fracaso. ¿Qué se podía esperar? ¿Que las multitudes; el pueblo pues, llegaran a estos encuentros con soluciones? Obviamente, la ingenuidad de la idea, del proyecto, arrojó falsas ilusiones; fallidas esperanzas; Reclamos y más reclamos a Obrador fueron lo que sobraron; exigencias de que resuelva y dé la cara el mandatario entrante, ofreciendo justicia y el resolver cada caso de los dolientes; de los afectados; de aquellos que un día perdieron un familiares por causa de los militares o de los criminales de las mafias. Los primeros Foros han sido un fracaso; y lo seguirán siendo. No es el camino. Encontrarse de frente y frete a frente con los afectados no ofrece cómo resolver problema alguno. ¿Qué esperaba el nuevo presidente, que de allí de estos foros surgieran soluciones? Acercarse a resolver o al menos “paliar” el enorme problema de la inseguridad es mucho más complejo: Implica cárceles renovadas , policías más expertos en el tema, Jueces, y naturalmente más duras para los infractores Nadie en estas consultas lleva soluciones, nadie tiene idea de cómo resolver el conflicto en estos foros; solo sed de justicia y venganza; encontrar ya justiciar a los criminales; es decir; sentarlos en la silla de los acusados los primeros Foros sobre Seguridad solo ofrecieron desolación y lo que se esperaba demandas y más demandas con gritos pancartas y mentadas. La idea de dejar esto en manos del pueblo es de lo más lamentable. Nadie dentro de la población tiene la menor idea de cómo resolver el problemón, disculpe el superlativo. Conformar profesionales de justicia, jueces, cárceles, policías etc. es la solución y esta no es asunto de foritos populacheros. Hay que decirlo así. De igual forma, y me salgo del tema de la inseguridad, las consultas que quiere conformar el presidente López Obrador en torno al aeropuerto de la ciudad de México. Hágame usted el “recabón fabón”. Una consulta popular en referencia al aeropuerto en construcción es obvia la respuesta, y es lo que el presidente quiere: que el pueblo lo apoye en su negativa de continuar con el proyecto. Para qué una consulta popular en referencia a una obra o proyecto eminentemente técnico. Tan absurda es laidea, como los foritos realizados en referencia a la inseguridad. Por estas cuestiones se pude conocer bien a López Obrador, sin duda * El autor es artista plástico.

Comentarios