No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Contra Corriente

Contra corriente

Por Ruben García Benavides

La canícula y AMLO Lo que parecía ir viento en viento libre, en el gobierno del próximo presidente Andrés Manuel López Obrador empieza a manifestar algunos problemas que de acuerdo con el proyecto del nuevo mandatario es posible n o lleguen a buen término. El primer enorme problema para la próxima administración será descentralizar algunas de las más importantes Secretarias sacándolas a diferentes provincias de la Republica, con el fin, naturalmente, de descongestiona la enorme burocracia; los múltiples problemas que ocasionan la llegada de miles de ciudadanos para resolver alguno de los problemas que son competencia algunas de estas Secretarias. El proyecto al respecto de Obrador, es noble y quizás necesario pero esta medida provoca la movilidad de miles de familias, no solo los directivos de estas dependencias, con, a la vez, cientos, miles de problemas adicionales a estas movilizaciones: casas o habitación para los cientos de empleados movilizados; escuelas para sus familias; abandono a la ves de las instituciones educativas en que ya se encuentra estudiando los miles de jóvenes y niños hijos de padres de estas secretarias, problemas a la ves similares en las ciudades a donde este personal sea enviado y lo peor aún: la desintegración de, com anoté, cientos de familias, o quizás miless, lo que culmina a la vez, en un atentado sin duda a los Derechos Humanos sin embargo, se debe reconocer el triunfo arrollador de Andrés Manuel y que se podría creer, por este éxito contundente, el próximo presidente puede y tiene derecho a conducirse como está actuando. Sin duda, por otra parte muchas de las iniciativas que está tomando resultan en extremo positivas, sobre todo en lo que se refiere a salarios y que decir de su combate a la corrupción y y su impulso determinante a terminar con el despilfarro de recursos en nuestro Pais, por el sistema que con Obrador de hecho termina. Aun así, el recorte de salarios hasta en grado de que nadie podrá ganar en México, más que el presidente: 10 6, 000. Acarreará sin duda, esta disposición, muchísimos probemas al desarrollo del Pais: la compra de autos nuevos a la contratación de universidades privadas de alto costo y prestigio nacional; reducirá los viajes, el turismo, el consumo de productos de calidad en zonas turísticas: Quienes más ganan son la clase privilegiada de México, consumidores de hecho de del alto costo de la vida nacional y por lo el consumo comercial de familias y personajes con poder adquisitivo de primer mundo. Por ejemplo: familias del sector industrial, técnicos especializados, banqueros, comercio, educación, gerentes especializados de múltiple áreas, etc. Este sector, económicamente “pudiente” es fundamental mente necesario en México. El plán del presidente electo a ir en contra del “despilfarro” de impulsar y por lo tanto la austeridad, es absolutamente sano, pero cuidado con convertirnos en un País de mediocridad manifiesta. Manual Bartlett, nuevo funcionario de la CFE recientemente nombrado por AMLO. ha provocado más calorones que esta canícula insoportable. * El autor es artista plástico.

Comentarios