No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas El futuro Gobierno

Contra corriente

Complejos problemas tendrá el próximo presidente de México. El combate al narcotráfico un conflicto que continuará. Por décadas será el asunto más preocupante. Mientras que en nuestro territorio no se extienda el progreso generalizado los carteles estarán a la orden del día. Por lo mismo al País le urge un desarrollo industrial en el campo: molinos, manufactura, transformación almacenamiento y transporte. Un sueño simplemente para los mexicanos que deseamos ver otro México; aquellos que salimos un día de las zonas agrícolas por la miseria de las tierras, con frecuencia sin agua y o soportando tercas y continuas sequias o bien inundaciones por los ciclones de otoño. Desafortunadamente el campo que sería base de progreso, con el TLC ha venido menos. El maíz que sería fuente de riqueza ahora lo compra México en los Estados Unidos. Si algún día viera usted la enorme riqueza en maíz en torno los valles centrales de la Unión Americana, sin duda se entendería plenamente lo que es el progreso; la prosperidad, al contrario de nuestra miseria causante a la vez del narcotráfico. El campo en zonas rurales se le ha abandonado; por lo tanto combustible de fuego para alimentar a los carteles y las juventudes que se enrolan en enarco. Hacer crecer el progreso en las zonas rurales es un compromiso del próximo presidente, que por cierto no va a hacer nada para que esto suceda. Es posible que Andrés Manuel, de lograrlo atacara este problemón. Eh aquí una tarea para el próximo mandatario. Luego le sigue la Educación y el costosísimo trata con los maestros; sus pensiones, sus sueldos, sus escuelas. Solo con el mantenimiento oneroso, caro. Con el magisterio tendrá mucho en que ocuparse el nuevo presidente. Obviamente una hacienda bien organizada es parte de la salida; pero pese a que este organismo ya habrá quedado en funcionamiento, aun así otro preocupante del nuevo mandatario. Sin embargo, las cargas de los impuestos, bien organizados paliaran parcialmente esta preocupación presidencial. Se requiere de una Hienda tal coma está en este momento y que Meade, Obrador o Anaya tendrán que cuidar. Todos estos temas rebasan con mucho situaciones ideológicas y partidistas. El IMSS, la salud es otro asunto que tendrá que atender la próxima administración y no es suficiente sustentar esta necesidad en lo que la pasada administración dejara. Todo esto y más es para el nuevo que llegue al poder y no habrá mucho espacio para discursos- Ya es urgente en México un Seguro Social generalizado y no solo para derecho habientes del IMSS y el ISSSTE. Mejorar el ya existente. El Ejército y la Marina; sus sueldos su mejoramiento sus prestaciones. Su equipamiento incluyendo fabricación de las principales armas con que se moviliza el ejército. Y lo fundamental. Y el desarrollo industrial generalizado; la política intensa y ben planeada para atraer nuevas inversiones; y para finalizar: lidiar con Mr. Trump y el muro, en fin, suficiente para que el próximo presidente tanga en que entretenerse. Y lo de la corrupción, otro paquetón que recibirá el nuevo mandatario. Como si gobernar fuera una perita en dulce. ¡Bah! * El autor es artista plástico.

Comentarios