No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas CONCIENCIA CIUDADANA

Conciencia Ciudadana

Por

El mundo al revés Hay cosas que suceden hoy en día que nos hacen pensar que realmente el mundo está al revés, lo que antes era bueno hoy es malo y lo que era malo hoy es bueno. Esto pensé al leer una nota en el periódico El Clarín, de Argentina, en la que el Dr. Leandro Rodríguez Lastra, Jefe de Ginecología del Hospital Pedro Moguillansky, está siendo procesado porque en Mayo 2017, se negó a practicar un aborto a una joven de 19 años embarazada con 22 semanas ( cinco meses), salvado la vida de la madre y la del bebé. Cuando este tuvo 35 semanas, se indujo el parto y el recién nacido fue dado en adopción. Pero no fue la madre quien puso la denuncia, sino la diputada Marta Milesi, autora de la ley que admite el aborto en casos de violación y riesgo para la madre. Los cargos fueron por “Violencia Obstétrica e incumplimiento de deberes como funcionario público”. Una verdadera pesadilla para este médico de 41 años egresado de la Universidad de Buenos Aires, que no entiende por qué la justicia en vez de perseguir a los violadores de la mujer, lo persigue a él por cumplir con su deber. El declara haberse negado a practicar el aborto porque había riesgo para la vida de la madre y además el feto era viable. Este caso confirma que la intención de quienes promueven la legalización del aborto, primero a las 12 o 14 semanas, es falso, su verdadera intención es el aborto libre y sin restricción alguna de tiempo. En nuestro país, con el triunfo de la izquierda, la vida de los niños no nacidos está en grave peligro. Ya lo declaró la futura Secretaria de Gobernación y ex ministra Olga Sánchez Cordero, que una de sus primeras acciones será impulsar la legalización del aborto en todo el país. Esta semana la diputada Lucía Rojas, quien llegó por el PAN, se declaró independiente y a favor del aborto, diciendo que luchará por este “ derecho “ de la mujer en todo México. La Madre Teresa de Calcuta afirmaba: Cualquier país que acepte el aborto no está enseñando a su gente a amar, sino a usar la violencia para conseguir lo que quiere, por eso es el mayor destructor del amor y de la paz. Si una madre puede asesinar a su propio hijo en su seno, ¿Qué impedirá que nos matemos unos a otros? Con el aborto las madres aprenden a matar a sus hijos con la eutanasia, los hijos aprenden a matar a sus padres. Somos la generación que se destruye a si misma. Decía Martin Luther King:” Una nación se sentencia a sí misma cuando sus gobernantes legalizan lo malo y prohíben lo bueno”. Y yo agregaría: y los ciudadanos lo permiten cómodamente. ¿Tendremos como sociedad la fuerza y el coraje para oponernos a esta barbarie? O ¿ Seremos cómplices indolentes de la sangre de miles de inocentes sin voz? ¡Mujer mexicana forja tu Patria ¡ * La autora es consejera familiar.

Comentarios