No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas 50 años

Camelot

"Somos lo que hacemos" “Hoy junto contigo enterramos a la democracia”, palabras pronunciadas como parte del discurso que hace 50 años Héctor Terán Corella diera justo antes de que el cuerpo del doctor Francisco Cañedo fuera depositado en su última morada días después de haber fallecido el 8 de agosto de 1968. Héctor Terán se convertiría 26 años después en el segundo gobernador emanado de Acción Nacional; su mensaje no sólo homenajeaba la valiente trayectoria del doctor Cañedo, sino que aludía el descarado fraude que en aquel año el PRI orquestó en contra del PAN y su candidato a gobernador Norberto Corella Gil Samaniego. ¿Qué ha pasado en nuestro estado en estos 50 años? Durante los años comprendidos en las décadas de los 70 y 80 el PAN fue arropado por un consistente grupo de ciudadanos que dieron muestra del pundonor que implica la defensa irrestricta de sus ideales; en aquellos años éramos un partido de ciudadanos que aportaban no sólo la voluntariedad de sus cuotas, sino la grandeza de los sueños y la defensa de los principios para la construcción de una un patria más justa y ordenada para todos. Eran los tiempos en que ciudadanos eran miembros de un partido que no distinguía ser militante o adherente; donde los discursos en el galerón de la calle Lerdo eran arropados por Salvador Rosas, Alfredo Arena, Luis Sánchez, Héctor Terán, Bernardo Borbón, Víctor Hermosillo y Eugenio Elorduy, entre otros. Eran los tiempos en los que en mi casa o la de la tía María de Jesús Singh se preparaban las tortas que alimentarían la ilusión de cuidar una casilla durante una jornada electoral. La década de los 90 nos permitió ser opción de gobierno, llegó Ruffo, el PAN ganó Ensenada, Tijuana y Mexicali; el gabinete estatal y las direcciones de los gobiernos municipales eran ocupados por ciudadanos formados en los ideales, no por políticos que vivieran del presupuesto público. Llegó el siglo XXI y con él el desgaste del partido, no fuimos capaces de conservar la cuenta larga renunciando a ella por la cuenta corta, Eugenio Elorduy y Jaime Díaz, en Mexicali, iniciaron el engrosamiento del padrón sin importar que la nómina pública contaminara los ideales que nos dieron origen, lo mismo sucedió en Tijuana con Jesús González y Jorge Ramos; la inmediatez del gobierno pudo más que los ideales acumulados desde 1939; los principios que fundamentaron nuestra lucha fueron abandonados al hacer candidatos a personas con la calidad moral y la altura de miras de Victoria Bentley, Antonio Valladolid, o a personajes de poca monta ligados a la televisión local, como si su escasa influencia justificara la falta de ideología, me refiero a Triny Vaca y a Exaltación González; tanto ha cambiado el PAN que ahora sus propios miembros atentan contra la democracia interna del partido, en ello consiste la verdadera debacle reflejada en las pasadas elecciones federales. El doctor Cañedo fue el primer candidato a Gobernador del PAN en nuestro estado, lo fue también a Senador, ganando incluso la elección para ser posteriormente desconocido en el pleno del Senado; crecí bajo la sombra de sus ideales y de su ejemplo, por ello lamento el comportamiento de muchos panistas hoy en día, la triste realidad del PAN hoy tiene un claro ejemplo: el gobierno de Francisco Vega de la Madrid, ¿alguna duda respecto a su descomposición? El autor es empresario, ex dirigente de la Coparmex Mexicali.

Comentarios