No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Nuestra orfandad

Camelot

"Somos lo que hacemos" Entiendo el enojo y por ende los motivadores de la protesta social en nuestro estado, la banalidad de la mayoría de nuestros políticos, su falta de compromiso, la insoportable levedad de los partidos y la orfandad autoimpuesta por nosotros los ciudadanos, que más lejos los dejamos, renunciado a nuestra propia autocrítica para sólo mal hablar de ellos, poco importa si son del PRI, del PAN, o del PBC, la corrupción en los tres niveles de gobierno y la impunidad con la que percibimos la inacción de un sistema de procuración de justicia, llámese Valladolid, Pérez, Díaz, Hirata, o como usted quiera. Motivos para estar hartos hay muchos pero permitirle a unos cuantos hacer de la protesta pública un negocio marcado con una agenda política que resulte en que nuestra ciudad sea vista con un lugar no propicio para crecer un proyecto industrial es, en el menor de los casos, lamentable. No, no pienso defender a la empresa, no los creo ni cerdos capitalistas ni hermanas de la caridad, que cada quien le dé a los hechos el significado de sus acciones, que la dignidad sea entendida por cada una de las partes, hoy lamento la falta de organismos empresariales fuertes, Coparmex Mexicali y particularmente Rodrigo Llantada son una excepción, que velen, sin miedo y sin recato alguno de perder oportunidades de negocio por la autocrítica tan necesaria a un gobierno débil en la defensa del marco regulatorio necesario para que las empresas y sus inversiones generen más oportunidades para nuestra gente.. Lamento la poca acción del gobierno municipal y estatal necesaria para defender el bien común y seguir permitiéndole a los manifestantes espacios públicos que le pertenecen a los ciudadanos no a unos cuantos con agenda política, lamento que el senador Blásquez hable de presos políticos refiriéndose a algunos payasos que lo más que han hecho es aventar un par de piedras y esconder la mano, repruebo la falta de líderes empresariales dispuestos a jugarse su resto como ciudadanos y exigirle respetuosa y puntualmente a las autoridades que ejerzan el uso de la fuerza pública cuando el bien común es el objeto social a preservar. Lamento que en nuestra ciudad el líder de Canaco termine siendo candidato a diputado cuando está claro que los intereses empresariales han encontrado en la agenda pública el principal obstáculo para el crecimiento y la idónea puerta para quedarse callado, para quedar bien con el partido y el gobernante en turno. Lamento la parsimonia y el desdén de la gran mayoría de los ciudadanos que hemos confundido la causa pública con la participación política; si lo que realmente queremos son más y mejores condiciones para nuestra gente entonces empecemos a trabajar en ello, participando de frente, exigiendo, haciendo propuestas y ganándonos un lugar en la agenda más importante, la de nuestra ciudad. Si seguimos dejando espacios a una agenda política de unos cuantos, no nos extrañe que lo anunciado hace un par de días por la empresa Constellation Brands vuelva a repetirse en nuestra ciudad, nuestra tierra ha sido bendecida por contar con recursos, el agua es uno de ellos, que bien encauzados deben generar riqueza y bienestar para todos; me duele nuestra autoimpuesta orfandad, me duele el vacío de nuestros liderazgos, unos cuantos han ganado algo, la ciudad ha perdido mucho. El autor es empresario, ex dirigente de la Coparmex Mexicali.

Comentarios