No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas CAMELOT

Camelot

Dignidad "Somos lo que hacemos" Que cada quien le dé a la dignidad el significado que quiera darle a través de sus acciones, con hechos ya no sólo con dichos tal y como el discurso hueco y soso, de la mayoría de nuestros políticos, principalmente si de lo que se trata es de hacer promesas en campaña; al diablo con cumplirlas lo importante es llegar. Ser transparente y frontal en algunas opiniones y crítico de muchas de sus acciones no me ha ganado la confianza de algunos de los políticos de nuestro estado, el haber tenido un voto de 25 diputados en el pasado proceso del Comité Seleccionador, es muestra de ello, no, no es darme una importancia a la que no aspiro; simplemente creo que lo que se mama en casa, marca el carácter y el temple de las personas, a ello debo el respaldo de mis dichos y de mis acciones, lo que me preocupa es nuestra simplicidad, la de la inmensa mayoría de los ciudadanos que seguimos siendo la estéril queja en el café. El que no sabe a dónde va, no puede decidir qué camino tomar, creo que en nuestro caso, para nuestro estado, existen tres opciones que podemos tomar. El primero es no hacer nada, esto es, seguir siendo simples espectadores de nuestra propia desgracia, no salir de nuestro autosecuestro que le permite sólo a unos cuantos políticos y a sus partidos seguir medrando con la posibilidad de crecer de manera sustentable, por ende retornar al mediano plazo la seguridad en nuestras comunidades y seguir negándonos a nosotros mismos la posibilidad de castigar a nuestros malos políticos y empresarios que se enriquecen con el dinero público, es decir, que todo siga igual. Ya sabe, sigamos hablando de la corrupción de nuestros políticos sin detenernos siquiera a darle una mordía al policía que nos lo pide. El segundo camino es la manifestación pública como la que hemos vivido recientemente, pero desafortunadamente de la mano de una agenda política, como es el caso de Morena; por supuesto hay gente honesta y terriblemente enojada, con razones de sobra que se ha unido a ésta protesta pública, pero tristemente la independencia política del movimiento así como algunas sopitas que le acompañaron en su vocería no resisten prueba de ácido alguna más allá que la de la manipulación política de su cúpula. El tercero es participar, alzar la mano, pegarle a la mesa y decirle a nuestros políticos que los más interesados en recomponer nuestro estado somos nosotros, no uno, no yo, sino cientos, miles, que haciendo la apatía a un lado tengamos la valentía y el amor a nuestro estado para remangarnos las mangas y salir a trabajar, señalando a los malos ciudadanos, ya sean en su carácter público o privado, si lo que les ha importado un bledo es nuestra gente y siguen haciendo de la corrupción su modos vivendi, o a nuestros diputados que sólo siguen la línea que les dicte su partido, mandado al diablo a los ciudadanos, total, para seguir ocupando cargos de elección popular y terminar regalando mochilas o balones con cargo al erario, as í cualquiera. Hago votos porque trabajemos juntos para que la mayoría en nuestro estado valore transitar por éste último camino, repito, que cada quien le de a la palabra dignidad el significado de sus acciones. El autor es empresario, ex dirigente de la Coparmex Mexicali.

Comentarios