No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas CAMELOT

Camelot

Amorosamente… "Somos lo que hacemos" El amor es uno de los motores de la vida, es capaz de marcar nuestra existencia, a través de él definimos en gran parte cómo percibimos a la gente que nos rodea y cómo a su vez somos percibidos, sus lazos son tan fuertes que no solo marcan nuestra vida sino que a través de él nosotros marcamos la de los demás, no importa si se trata de nuestros padres, hermanos, amigos, pareja, hijos, ideas, trabajo o a uno mismo, ya que a través del amor a uno mismo uno puede dimensionar cómo ama a los demás, no sólo se ama al ser amado, se debe de amar a la verdad, a la razón, a la belleza, no como definición estética pero sí como el justo equilibrio entre las partes; quien ama se entrega, pero en ello no reside la grandeza del amor, sino en ser correspondido en la calidad que sólo los iguales pueden hacerlo, y es esta a su vez la inmensa grandeza del amor, nos hace iguales ante el mismo, nos percibe como seres capaces de sentir, de crear y de compartir, de entregarse y con ello sacar lo mejor de nosotros mismos, de hacer de un beso, una caricia, una sonrisa o un simple guiño el momento mágico en el que dos o más logran conectarse a través de la química más grande posible, la del amor. Amor es ser honesto, es defender las ideas y entregarse en los hechos a cumplirlas, amor es soñar y romperse el alma por hacer de los sueños realidades, amor es ser ejemplo, es saber decir lo siento, es aceptar los errores y con la humildad del amor que se entrega saber construir nuevos caminos que den mejores resultados, amor es decirle sí a la vida que nos quiere tanto aunque sea difícil vivirla, amor es decir no a la mentira, a la corrupción que simula querer a muchos para terminar jodiendo a los que menos tienen, amor es no renunciar a la verdad, a la justicia, a la entrega de nuestras causas, amor no es el cortoplacismo de la mayoría de nuestros políticos que por quererse tanto a ellos mismos, terminan queriendo tampoco a la inmensa mayoría. Amor es querer a nuestra patria y trabajar por ella, amor es ser ejemplo y que nuestras acciones respalden nuestros hechos, amor es decir te quiero y sentir que el mundo entero nos escucha, es perderse en la mirada de quien uno quiere, amor es decirle si a la vida y amar viviéndola, amar sus desencuentros y entender que el verdadero amor es el que persevera no el que no nunca se equivoca, amor es saberse correspondido y por ello comprometerse a seguir amando, amor es hacer lo que uno tiene que hacer, no lo uno que uno quiere cuando se ama a la familia, a los hijos, a los amigos y a uno mismo. Amor es un suspiro lleno de caricias y una vida llena de suspiros; amor es sonreírle a la vida por tener la increíble oportunidad de hacerlo aunque el amor sea aprender las lecciones de la tristeza, del desencanto y del desamor; amor es entregarse todo, entregarse siempre, amor es sentirse parte de nuestras vidas para seguir siendo parte de todos por siempre, amorosamente, aunque sea sólo por un instante. El autor es empresario, ex dirigente de la Coparmex Mexicali.

Comentarios