Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Lo curioso / Arte

Museo en Barcelona ofrece visitas guiadas "nudistas"

Esta innovadora iniciativa permite a los visitantes disfrutar de la colección completamente desnudos, en una experiencia única que busca generar una conexión más profunda con las obras expuestas.

BARCELONA.- El Museu d’Arqueologia de Catalunya ha lanzado una serie de visitas guiadas nudistas para explorar la exposición "Els bronces de Riace. La mirada artística de Luigi Spina". Esta innovadora iniciativa permite a los visitantes disfrutar de la colección completamente desnudos, en una experiencia única que busca generar una conexión más profunda con las obras expuestas.

La exposición, centrada en las fotografías de gran formato del artista Luigi Spina, captura diferentes partes de la anatomía de dos estatuas del siglo V a.C. descubiertas en el fondo del mar de Calabria en 1972. Organizadas en colaboración con el Club Catalán de Naturismo, estas visitas guiadas inusuales son conducidas por la historiadora de arte, actriz y dramaturga Irene Vicente Salas, quien también se suma a la experiencia desnuda, demostrando un compromiso absoluto con el arte.

La propuesta, lejos de ser un simple acto de desnudez, busca que los espectadores se vean reflejados en la vulnerabilidad de las obras, compartiendo la misma situación de estar desnudos y rodeados de otros cuerpos. Esta perspectiva inmersiva y la mayor vulnerabilidad propia permiten una comprensión y conexión más profunda con las piezas exhibidas.

Según Vicente Salas, la cicerone de la exposición, la experiencia va más allá de la mera contemplación artística. En su primera sesión, destacó:

Se establece una relación muy particular con las imágenes de las piezas desnudas y, para mí que no soy nudista aunque lo practique esporádicamente, me sorprendió la naturalidad con la que rápidamente se evaporan siglos de falsos prejuicios".

Para aquellos interesados en participar en esta experiencia artística y emocionalmente transformadora, las visitas se realizan a puerta cerrada, garantizando un entorno íntimo con otros visitantes, Irene y las obras de arte. Aunque el nudismo es una opción, cabe destacar que la exposición está abierta a todos en días regulares para aquellos que prefieran una experiencia más convencional.

En esta nota