Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Lo curioso / Wilfrid Voynich

¿Qué es el manuscrito Voynich?

El Manifiesto Voynich, un pergamino datado entre 1404 y 1438, con un idioma desconocido y extrañas ilustraciones, que sigue siendo indescifrable. 

HERMOSILLO.- En el mundo de los manuscritos antiguos y misterios sin resolver, el "Manifiesto Voynich" ocupa un lugar destacado, desconcertando a lingüistas y criptógrafos desde su descubrimiento en el siglo XX. Este intrigante pergamino, fechado entre 1404 y 1438, ha permanecido como un enigma sin resolver, desafiando todos los intentos de descifrar su contenido.

El manifiesto, que lleva el nombre de Wilfrid Voynich, el librero e investigador que lo adquirió en 1912, se compone de más de 200 páginas escritas en un idioma aún no identificado. A lo largo de las décadas, numerosos intentos de descifrar sus misteriosas palabras y dibujos han resultado infructuosos.

El texto está acompañado de detalladas ilustraciones de plantas desconocidas, extrañas figuras astronómicas y, lo más intrigante, representaciones de mujeres desnudas en baños llenos de un líquido verde. Estas imágenes, junto con el contenido textual incomprensible, han desatado una avalancha de teorías y especulaciones.

El Imparcial: imagen de artículo

A lo largo de los años, el manifiesto ha pasado por diversas manos, desde emperadores como Rudolf II hasta libreros y coleccionistas. Cada poseedor ha tratado de arrojar luz sobre el misterio, pero el contenido del Manifiesto Voynich sigue resistiéndose a la interpretación.

La era de Internet a finales del siglo XX llevó el enigma del Manifiesto Voynich a una audiencia global, generando una nueva ola de interés y teorías conspirativas. Sin embargo, la incógnita persiste, y los estudiosos contemporáneos se enfrentan al desafío de descifrar un texto que ha resistido siglos de intentos.

El Imparcial: imagen de artículo

También podría interesarte: 20 cosas que deberías saber si fueras a viajar en el tiempo a Europa medieval

El Manifiesto Voynich no solo es una obra literaria y artística enigmática, sino también un testamento a la capacidad humana para ocultar y preservar conocimientos a lo largo del tiempo. A medida que los esfuerzos modernos de descifrado continúan, el enigma del Manifiesto Voynich permanece como uno de los últimos grandes secretos sin resolver de la historia escrita.

En esta nota