No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Lo Curioso

Encuentran bajo el lago Hurón objetos de obsidiana de 9 mil años que viajaron 4 mil kilómetros

Se trata de dos lascas que habrían sido utilizadas en la caza cuando el área todavía no estaba cubierta de agua. Habrían pasado por muchas manos hasta llegar al lugar donde fueron encontradas.

Avatar del

Por Redacción/GH

Para determinar el origen de las piedras, que en su composición química llevan marcas únicas de su lugar de procedencia, los científicos las sometieron a un análisis con fluorescencia de rayos X y, de manera complementaria, a uno de activación de neuronas.(O’Shea et al)

Para determinar el origen de las piedras, que en su composición química llevan marcas únicas de su lugar de procedencia, los científicos las sometieron a un análisis con fluorescencia de rayos X y, de manera complementaria, a uno de activación de neuronas. | O’Shea et al

Dos piedras de cristal volcánico halladas en el fondo del lago Hurón, en el noreste de EE.UU., fueron transportadas hasta ese lugar desde un yacimiento muy lejano, situado a 4.000 kilómetros, en el centro del actual estado de Oregón, informa la antropóloga Ashley Lemke en un comunicado de la Universidad de Texas en Arlington divulgado este martes.

Se trata de dos lascas de aproximadamente un centímetro de ancho, ambas de forma triangular y con señales de haber sido procesadas. Fueron encontradas en una muestra de sedimentos extraída en la parte central del lecho del Hurón, a 32 metros de profundidad, indica RT.

El análisis por radiocarbono de las capas correspondientes de los sedimentos dio una datación de alrededor de hace 9.000 años. Esta cifra la corrobora el hecho de que entre hace 10.000 y 8.000 años el área no estaba sumergida, sino que era un pantano de tipo subártico.

Para determinar el origen de las piedras, que en su composición química llevan marcas únicas de su lugar de procedencia, los científicos las sometieron a un análisis con fluorescencia de rayos X y, de manera complementaria, a uno de activación de neuronas. Ambos indicaron que las lascas proceden del yacimiento de Wagontire, situado a unos 4.000 kilómetros al oeste del lugar del hallazgo.

Se trata de piezas muy pequeñas que tienen grandes historias que contar. La obsidiana del lejano oeste de EE.UU. rara vez se encuentra en el este", resalta Lemke.

"No tiene precedentes"

En la prehistoria, la obsidiana —muy valorada por sus características únicas para la producción de pequeñas láminas cortantes— se transportaba a distancias considerables, a veces incluso de más de 1.000 kilómetros. Pero el recorrido de las lascas de Hurón es "extraordinaro", afirman Lemke y sus colegas en un estudio publicado en mayo en la revista PLOS One.

"Teniendo en cuenta este patrón establecido de distribución espacial y cronológica, el descubrimiento […] no tiene precedentes. […] Estos especímenes representan el hallazgo confirmado más antiguo y más al este de obsidiana occidental en los Estados Unidos continentales", señalan los autores.

El contexto en el que fueron descubiertos los objetos no muestra evidencia de un uso ritual o especial y sugiere que se utilizaban para la caza. En cuanto a cómo llegaron al noreste estadounidense, los arqueólogos opinan que pasaron por muchas manos, pero actualmente no se puede determinar si eso fue resultado de una casualidad o de un intercambio relativamente regular.

"Aunque los hallazgos reflejan probablemente la existencia de una extensa red de contactos a lo largo de paisajes recientemente descongelados a finales del Pleistoceno, es imposible saber si los pueblos del lago Hurón sabían realmente de dónde procedía la exótica piedra. Lo que sí podemos afirmar con seguridad es que no hay ningún proceso natural plausible que pueda explicar la presencia de lascas de obsidiana en este lugar", escriben los científicos.

En esta nota
  • Hallazgo

Comentarios