No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Lo Curioso Logra volver a caminar por su cuenta

Amita Rajani, la mujer que bajó casi 150 kilos en 4 años

Con 298 kilos, la organización de Récord Guinness contactó a Amita Rajani para darle el título de la “persona más obesa de Asia”. 

Avatar del

Por Redacción

Rajani  se sometió a dos cirugías bariátricas, una en 2015 y otra en 2017.(Cortesía)

Rajani  se sometió a dos cirugías bariátricas, una en 2015 y otra en 2017. | Cortesía

Con 298 kilos, la organización de Récord Guinness contactó a Amita Rajani para darle el título de la “persona más obesa de Asia”. 

La oferta hizo reflexionar a la mujer india, que decidió tomar un nuevo rumbo en su vida.

Los problemas de peso empezaron desde temprana edad en ella, cuando comenzó con hábitos poco saludables, como consumir en exceso comida rápida y no hacer ejercicio.

A los 32 años, la mujer quedó postrada en la cama, la obesidad le impedía moverse incluso para ir al baño.

Desarrolló dificultad para poder respirar, diabetes tipo II y problemas renales.

Rajani  se sometió a dos cirugías bariátricas, una en 2015 y otra en 2017.

La primera fue todo un desafío para los médicos ya que fueron necesarias dieciocho personas para llevarla hasta el hospital. 

En la sala de operaciones, le dieron una cama reforzada y le hicieron seguir una dieta antes del procedimiento, que era muy riesgoso porque consistía en extirpar tres cuartas partes del lado izquierdo del estómago.

Luego de perder 69 kilos gracias a esa operación, la segunda consistió en conectar el extremo del esófago al intestino, para reducir más su apetito. 

Informe21 señala que también se realizó una abdominoplastia para eliminar la piel suelta.

Cambió por completo su estilo de vida, empezó a caminar y entrenarse con regularidad, esto fue complementado con dieta, que la ayudó a perder otros 63 kilos.

Rajani perdió tres cuartos de su peso corporal. En la actualidad, con 42 años, la balanza aún le marca unos 82 kilos por encima de lo aconsejable si se tiene en cuenta su altura de 1.65 metros.

Rajani pudo volver a trabajar, caminar por su cuenta y dejó atrás ese título Guinness.
 

En esta nota
  • Enfermedades

Comentarios