Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Lo curioso / Tecnologia

Las metidas de pata más vergonzosas en la historia de los gadgets tecnológicos

¿Alguna vez te has preguntado qué pasa cuando la tecnología falla? Desde las demostraciones en vivo hasta los gadgets más extravagantes, exploramos los momentos más incómodos de la historia de la tecnología

Las metidas de pata más vergonzosas en la historia de los gadgets tecnológicos

Desde gadgets ingeniosos hasta presentaciones en vivo que salieron mal para figuras icónicas como Steve Jobs, la historia de la tecnología está llena de momentos embarazosos y fracasos sorprendentes. En esta nota, exploraremos algunos de los más destacados, desde paraguas de aire hasta robots lavadores de ropa, que prometieron mucho pero entregaron poco.

El paraguas de aire: una idea desinflada

El concepto del paraguas de aire sonaba prometedor: un dispositivo compacto que repelía la lluvia con aire en lugar de tela. Sin embargo, este invento financiado en Kickstarter terminó siendo una decepción total. Requería una potencia similar a la de una sopladora de hojas y su cancelación dejó a los patrocinadores sin reembolso.

Laundroid: el robot que no podía doblar

Laundroid, un robot de lavandería con inteligencia artificial, recaudó millones pero nunca cumplió sus promesas. Su alto precio, rendimiento lento y falta de fiabilidad técnica llevaron a la bancarrota sin haber entregado una sola unidad funcional.

Desastres en vivo: cuando las demostraciones salen mal

Las presentaciones en vivo son terreno fértil para el desastre tecnológico. Desde Steve Jobs luchando con problemas de conectividad durante el lanzamiento del iPhone 4 hasta Apple malinterpretado en una promoción del iPad Pro, los errores en eventos en vivo pueden tener repercusiones masivas en la percepción pública.

Fallas de seguridad y privacidad de datos: el caso de Glassdoor:

El sitio de reseñas Glassdoor perdió la confianza de los usuarios al requerir información identificable, socavando su anonimato y generando una reacción negativa entre sus usuarios. Después de todo, ¿quién quisiera mancharse profesionalmente al escribir una reseña honesta y perjudicial sobre su trabajo? Este incidente destaca la importancia de la privacidad de datos en la era digital.

Fisker y el auto Ocean

Esta compañía estadunidense lanzó un automóvil llamado Ocean, que al igual que otros autos eléctricos, uno de sus principales atractivos sería su combinación de mecánica tradicional con software automatizador. Sin embargo, cuando un popular youtuber intentó hacer una reseña del automóvil, los errores comenzaron a aparecer. Mal diseño de los botones y del volante, paneles solares mal distribuidos y errores informáticos hicieron que este auto se ganara el título de uno de los “peores de mercado”.

Yahoo, el mayor fracasado en las negociaciones

Un caso famoso que no necesita mucha presentación. En 2002, Yahoo era el motor de búsqueda en internet más poderoso de todos, incluso por encima de Google, e inclusive, en un punto, Yahoo tuvo dos oportunidades de comprar a la compañía que hoy controla al mercado. En el segundo caso, Yahoo ofreció 2 mil millones de dólares, a lo que Google contestó con 5 mil. Yahoo rechazó el precio, sin saber que años después, Google llegaría a cotizarse por hasta 3 trillones de dólares.

Los errores y fracasos en la tecnología nos recuerdan que incluso las ideas más prometedoras pueden fallar estrepitosamente. Sin embargo, también ofrecen lecciones valiosas sobre la importancia de la integridad técnica, la transparencia y la privacidad en la era digital.

Te puede interesar: Mujer reta a Tiktoker a cambiar un bolígrafo por un PlayStation 5 en menos de 7 días y se vuelve viral

Temas relacionados