Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Lo curioso /

Recomendación literaria del mes: Rayuela de Cortázar

El autor nos abre la posibilidad de leer el libro de maneras ilimitadas.

Rayuela, de Julio Cortázar.

CIUDAD DE MÉXICO.- Este mes que nos recuerda la ausencia de uno de los autores más importantes de la literatura latinoamericana, Julio Cortázar. Nos lleva irremediablemente a repensar en su obra, repleta de material de alta calidad y sensibilidad.

Nacido en Bruselas, y crecido en algunos lugares más de Europa, hasta retornar a Argentina, donde se criaría la mayor parte de su infancia y juventud. Después autoexiliado en Francia, donde pasó el resto de sus días.

Este autor nos sumerge en un mundo enigmático y poético. Lleno de sensibilidades, de referencias y de arte. A la par de reflexiones filosóficas que nos inducen a realizar labores introspectivos.

Su obra más notable “Rayuela” es una novela, que podría parecer a “ojo de buen cubero” difícil de comprender o de leer. Pero, ayudándonos de las bondades tecnológicas del internet, la lectura podría volverse más amena.

Ya sea para los datos que uno ignore, o para las frases en francés que el autor emplea, e incluso podríamos realizar una guía interactiva en Google Maps, visitando los lugares que recorre Cortázar en las calles de París.

Fácilmente, podría uno ponerse al corriente con la intelectualidad de Cortázar al realizar esas pocas acciones.

También el autor nos abre la posibilidad de leer el libro de maneras ilimitadas. Ya sea de la manera tradicional, de inicio a fin, o con una lista alternada de los capítulos que nos darían otra versión de la historia, e incluso me atrevería a sugerir realizar una lectura diseñada por uno mismo.

Algunos capítulos son más ligeros y otros más cortos, por lo que la lectura es realmente muy placentera, ya que da la sensación de estar siempre ante algo inesperado y novedoso.

La multitud de temas y de historias que nos va planteando el autor, presentándonos a sus personajes y logrando enamorarnos de ellos, tal es el personaje de “La Maga”. Entre otros.

Uno se siente identificado pronto con las conclusiones a las que va llegando el autor y los personajes.

Además de ofrecernos una mirada sobre París y la Argentina, muy de la época del autor. Una muy bohemia y utópica.

Es una lectura gruesa, que no se siente como tal, por lo que te hará sentirte satisfecho con cada capítulo leído.

Te puede interesar: 40 años sin Julio Cortázar