Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Lo curioso /

La historia detrás de la frase “¿Bueno?” al contestar el teléfono en México

En los albores del siglo XX, la telefonía en México estaba en sus etapas iniciales, operada por centrales telefónicas manuales.

La expresión "¿bueno?" se ha mantenido arraigada en la cultura mexicana.

CIUDAD DE MÉXICO.- La forma en que respondemos al teléfono puede parecer un gesto simple y cotidiano, pero ¿alguna vez te has preguntado por qué en México la respuesta típica es “¿bueno?” al contestar una llamada? La historia detrás de esta expresión tiene sus raíces en los primeros días del servicio telefónico en el país.

En los albores del siglo XX, la telefonía en México estaba en sus etapas iniciales, operada por centrales telefónicas manuales. Estas centrales eran el puente entre dos usuarios, conectados por medio de una operadora que hacía la unión mediante cables y clavijas. Cuando un usuario deseaba establecer una comunicación, la operadora se encargaba de conectar la llamada, verificando la calidad de la conexión con un simple “¿bueno?”. La respuesta afirmativa indicaba que la comunicación estaba establecida y lista para comenzar.

Este proceso, aunque hoy nos parezca arcaico, marcó el inicio de una tradición telefónica que perdura hasta nuestros días. Las operadoras, mayoritariamente mujeres, desempeñaban una tarea exigente y precisa, lidiando con el estrés de conectar cada llamada de manera efectiva en un medio de comunicación que inicialmente era exclusivo para la élite.

Te puede interesar: ¿De dónde viene la palabra “robot”?

Con el paso del tiempo, la tecnología telefónica evolucionó, pasando por teléfonos con discos, sistemas digitales, la llegada de los celulares y ahora las llamadas por internet. Sin embargo, la expresión “¿bueno?” se ha mantenido arraigada en la cultura mexicana como un vestigio de aquellos primeros días de la telefonía.