Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Lo curioso / Las Vegas

Curiosidades que quizás no conocías de Las Vegas

Las Vegas es la ciudad de Estados Unidos donde siempre encontrarás fiestas, y al llegar la noche se transforma en la más resplandeciente, gracias a las luces deslumbrantes de sus casinos y hoteles de cinco estrellas. Además, este lugar tan popular de los Estados Unidos está repleto de misterios y curiosidades; aquí te contamos algunas.

No hay relojes ni ventanas en los casinos

En los casinos de Las Vegas, no hay relojes ni ventanas, esto se hace con el fin de que los jugadores no estén conscientes del tiempo que han pasado jugando ni de si es de día o de noche. En los casinos de Las Vegas, no hay relojes ni ventanas.

La ciudad del pecado

Algunos conocen a Las Vegas como la Ciudad del Pecado, y esto se debe a la facilidad para encontrar ‘entretenimiento pecaminoso’ a cualquier hora del día: apuestas, juegos de azar y servicios de entretenimiento para adultos. Sin embargo, el entretenimiento familiar va ganando terreno. Así que no hay pretexto: chicos y grandes la pasarán increíble.

Las Vegas se puede ver desde el espacio

Las Vegas es visible como uno de los puntos más luminosos de la Tierra desde el espacio. El encargado de despejar las dudas se llama Chris Hadfield, un astronauta que ha capturado fotografías de Las Vegas (de día y de noche) desde la Estación Espacial Internacional.

Capillas para casarse

En Las Vegas, hay alrededor de 50 capillas preparadas para oficiar matrimonios, y las más nuevas se ubican en Las Vegas Strip. En la ciudad se llevan a cabo alrededor de 315 bodas diarias, y obtener la licencia para casarse es relativamente sencillo.

El famoso logo de Las Vegas no está registrado

El icónico letrero creado por Betty Willis en 1959 no cobra regalías. Así como lo lees. Según National Geographic, Willis habría cobrado 4 mil dólares por el diseño del letrero, pero nunca se registró su trabajo. Por eso es que existe una infinidad de reproducciones de su obra.

El icónico letrero creado por Betty Willis en 1959 no cobra regalías.

En esta nota