Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos / Niños

Reviviendo la diversión del pasado: Padres e hijos se conectan a través de juegos tradicionales

Juegos como el 'Avioncito', 'Rayuela' y 'Stop' fueron redescubiertos por una familia y enseñados a las nuevas generaciones

Ciudad de México.- En un mundo cada vez más dominado por la tecnología, algunos padres están buscando una manera única de conectar con sus hijos durante estas vacaciones de verano. En un esfuerzo por revivir los recuerdos de su propia infancia, están introduciendo a sus hijos a juegos tradicionales y actividades al aire libre que solían disfrutar décadas atrás.

Karina, una madre de dos hijos, recuerda con cariño los juegos de su infancia hace más de 20 años. "Jugábamos mucho a quemados, saltábamos la cuerda y corríamos con avioncitos de papel", compartió. Junto a su madre, ha decidido que estas vacaciones sean un viaje de vuelta al pasado para los más pequeños de la casa.

Yo creo que desapegarnos un poquito de la tecnología de ahora y volver a los tiempos de antes, que ellos vean lo que nosotros vivíamos en ese tiempo", explicó Karina.

“Es lo que queremos que tengan los juegos de antes. Que corran, que suden, que griten y se diviertan con lo que se pueda que tengan en casa”, declaró la madre de Karina.

Desde el clásico juego de "quemados" hasta la tradicional cuerda, pasando por actividades como "avioncito", la familia entera está dedicando tiempo para reavivar estas experiencias de juego en un entorno donde la interacción humana y el movimiento físico son fundamentales. Para ellos, esto no solo representa una oportunidad para ejercitar el cuerpo, sino también para fomentar la coordinación, la puntería, el equilibrio y el trabajo en equipo entre los niños.

Karina y su madre están recurriendo a su creatividad para adaptar los juegos a los recursos y entornos modernos. La elaboración de un "avioncito" se ha convertido en una experiencia compartida, utilizando productos cotidianos como spray para el cabello y tiza para crear este símbolo de la diversión en el pasado.

Además, juegos como “Rayuela” y "Stop" están siendo redescubiertos, permitiendo a los niños marcar territorio, elegir países imaginarios y experimentar la emoción del juego al aire libre.

En un mundo moderno que avanza a pasos agigantados, el regreso a los juegos tradicionales se presenta como una oportunidad para apreciar lo simple y lo auténtico, mientras se crea un puente entre el pasado y el presente. En lugar de mirar hacia atrás con nostalgia, la familia está reviviendo y compartiendo su legado, demostrando que las lecciones y la diversión de tiempos pasados siguen siendo relevantes y valiosas en la actualidad.

Con información de Azteca Noticias.

En esta nota