No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Estilos

Guía básica para convertirte en tu propio barbero

Fernando Elo, barbero con más de 30 años de experiencia, te da tips para cortar tu barba como lo haría un profesional, sin salir de casa. 

Avatar del

Por Redacción

Una barba cuidada siempre habla bien de quien la lleva.(Cortesía)

Una barba cuidada siempre habla bien de quien la lleva. | Cortesía

Ciudad de México.- A lo largo de nuestras vidas hemos escuchado muchas veces que la primera impresión es la que cuenta, y es cierto. Ese momento quedará como una huella en la memoria de quienes conocemos aunque después cambiemos nuestra apariencia. Ya hace un par de años que tener una barba tupida dejó de ser sinónimo de descuido personal y pasó nuevamente a estar dentro del gusto de muchos hombres.
 
Fernando Elo, barbero experto con más de 30 años de experiencia y profesor del curso Barbería profesional con Fernando Elo de Crehana, comparte sus tips de experto para no tener que salir de casa y poder cortar la barba sin problemas. Movember terminó y es momento de cortar esa larga barba.
 
“El oficio de barbero regresó con fuerza desde hace unos cuantos años cuando muchos hombres prefirieron mostrar sus barbas, y dejó de considerarse sinónimo de suciedad o descuido. Sin embargo, no podemos usar la barba simplemente dejándola crecer, siempre hay que procurarla, y eso lo podemos hacer simplemente con un par de herramientas que se consiguen fácilmente  y con algunas pautas muy básicas que nos ayudarán a lucir siempre aliñados” dijo Elo.


 
Herramientas
 
Las herramientas que se necesitan para mantener una barba con personalidad, sin necesidad de acudir con un profesional, son esencialmente cinco:

Máquina con medidas: Puede ser cualquier máquina, no es necesario comprar una profesional y cara. Al final, lo mejor será la destreza que se tenga para manipularla y el mantenimiento que le demos para tenerla siempre lista para usarla. Es importante saber que no siempre se usarán todas las medidas, ni siempre se puede cortar toda la barba con la misma medida. Debemos saber dónde pasar cada una de ellas.

Máquina para delinear: Por lo general es más pequeña y de una sola hoja pequeña, es decir, no cuenta con medidas para adaptarse a la máquina. Estas máquinas están diseñadas para hacer solo algunos acabados. Si vale la comparación, esta máquina funciona como un pincel, en vez de una brocha, que simplemente busca abarcar mayor espacio en cada pasada.

Tijeras: Nos será muy útil una tijera de 9.5 pulgadas, ya que permite hacer trazos largos en una sola oportunidad, sin tener que hacer muchos cortes pequeños que provoquen salirnos de la línea sobre la cual estamos cortando. De esta forma tendremos mayor precisión a la hora de buscar cortes rectos, por ejemplo, cuando queramos dar forma a la zona baja lateral del maxilar.

Peine: Con esta herramienta podemos medir el corte que vamos a hacer y también nos será útil para desenredar la barba y cortar de forma adecuada. Además de ayudar a peinar constantemente la barba para poder nivelar los vellos que sobresalen de la forma principal que estamos dando.

Navaja: No es recomendable usar una navaja de una hoja, que es la que suelen usar los barberos profesionales, si no tenemos experiencia usándola. Cualquier rastrillo común puede funcionar y esto solo será para dar el detallado final a nuestra afeitada y despejar por completo las zonas del pómulo y cuello.

Autocorte de barba en casa
 
Con estos tips podrás mantener una barba arreglada sin necesidad de salir de casa. Comienza despeinando la barba para encontrar la forma que te dejó el barbero la última vez o, en su defecto, para encontrar por ti mismo la forma que deseas.

Para empezar: Toma la máquina y coloca la medida número 2 para recortar la zona de las patillas. El movimiento debe ser hacia arriba y afuera, apoyando la máquina sobre la zona a cortar, subiendo y alejando de la cara, de esa forma tendremos un degradado natural en la unión del cabello y la barba, sin que se note más corto el cabello hacia la zona de la oreja.

Para el resto de la barba: En el resto usaremos la medida número 3, comenzando con la zona de los pómulos y también moviendo la máquina hacia arriba y hacia afuera al cortar. Nos ayudaremos del peine para alinear la barba y entresacar todos los vellos. Esta acción debe ser poco a poco y turnando lado y lado de la cara, para que quede lo más parejo posible y no causemos un desastre.

Para la zona de la mandíbula: Con la medida número 4 cortaremos en la zona de la mandíbula. Usaremos la máquina con movimientos hacia abajo para perfilar esa parte de la cara de una forma más sencilla. El área baja de la mandíbula, es decir, la lateral, se cortará con las tijeras. Es importante peinar el pelo para alinearlo y así poder medir bien el ángulo en el que cortaremos en un solo movimiento. ¡No nos apresuremos! Antes de comenzar a cortar es muy importante medir el ángulo.

El bigote: Esta es una zona importante porque debemos encontrar la forma justa para que sea práctico a la hora de comer y beber, por ello, hay que despejar la boca. Para cortar el bigote debemos peinarlo primero hacia abajo y después usar la tijera. También podemos utilizar la máquina de delinear para marcar poco a poco la línea que seguirá el bigote, paralela al labio superior.

Marcar bien la barba: Finalmente, delinearemos la zona de los pómulos y del cuello. Para esto, debemos peinar la barba. Es muy importante cortar tratando de lograr que la parte del mentón haga contraste con la piel, ni muy arriba ni muy abajo. Primero encontraremos el ángulo y luego apoyaremos la máquina para comenzar a cortar. En el área de los pómulos no nos vayamos muy abajo, debemos apenas quitarnos el pelo necesario para dejar una línea que marque el nacimiento de la barba. El corte será de abajo hacia arriba con la máquina volteada de cabeza.

Para terminar: Finalmente, sacaremos el pelo que queda con una navaja o, en su defecto, un rastrillo. Podemos utilizar algún producto en gel o espuma, o bien, un poco de espuma de jabón neutro. Así será más sencillo afeitar el área. Para pasar el rastrillo, se debe agarrar suavemente y pasar por el área en varios movimientos pequeños para no provocar una cortada. Esto debe hacerse en el mismo sentido del crecimiento del vello. Para facilitar el proceso y evitar un corte, debemos ayudarnos con los dedos para estirar la piel, sobre todo en la zona del cuello. 

Una barba cuidada siempre habla bien de quien la lleva,  y con estas recomendaciones ya no tendrás pretexto para no lucir bien aún sin ir a la barbería. Si deseas ahondar sobre este tema, no dudes en tomar el curso completo en Crehana.

*Fuente: Crehana

En esta nota
  • Cuidado del cabello
  • Barbería

Comentarios