Tendencias
Cintilla de tendencias

Covid-19

Ómicron en México

Galilea Montijo

AMLO

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

¿Cómo reconocer una copa menstrual pirata?

El mercado de las copas menstruales se valoró en 2020 en mil 155 millones de dólares, razón por la que existe una gran cantidad de copas, muchas piratas.

Avatar del

Por Redacción/GH

Antes de adquirir una copa menstrual, recuerda que es un dispositivo que se introduce en el cuerpo, así que, asegúrate de que cumpla con todas las características ya descritas anteriormente para evitar alguna complicación.(Cortesía)

Antes de adquirir una copa menstrual, recuerda que es un dispositivo que se introduce en el cuerpo, así que, asegúrate de que cumpla con todas las características ya descritas anteriormente para evitar alguna complicación. | Cortesía

Ciudad de México.- La copa menstrual se ha posicionado dentro del mercado emergente como un producto muy atractivo que, de acuerdo con la firma de estadísticas ReportLinker, se valoró en 2020 a nivel mundial en mil 155 millones de dólares. 

Se estima que para 2023, alcanzará los mil 400 millones de dólares. Este hecho ha favorecido la existencia de una gran diversidad de copas que no cumplen con las certificaciones de las autoridades sanitarias correspondientes y por lo tanto, pueden poner en riesgo la salud de quienes las usan.

Copas menstruales piratas: ¿Cómo identificarlas?

Material y forma. Cuando se trata de una copa pirata, es posible que no haya claridad sobre la calidad y el origen de sus componentes, los cuales pueden causar alergias a los materiales de ésta. Por ello, se debe verificar que estos dispositivos médicos cuenten con el registro sanitario adecuado para garantiza r que estos productos son seguros y confiables. Además, algunas pueden tener bordes o materiales sobrantes (lo que se conoce comúnmente como rebabas) y que pueden ocasionar desgarres o raspaduras internas.

Te puede interesar: ¿Eres joven? Entonces probablemente eres más sensible al dolor agudo

Empaque e instructivo. Algunas copas vienen de otros países y a pesar de ello, no cuentan con sellos de importación y en ocasiones carecen de un instructivo en español. También traen diseños copiados de otras marcas autorizadas y suelen tener nombres genéricos relacionados con el término cup, además de estar dentro de empaques que se deshacen y son de poca calidad.

Presencia digital o medios de contacto. Al ser una copa pirata es poco probable que brinde mayor información en su sitio web o que esté abierta a contestar dudas a través de las redes sociales.

Cómo identificar una copa menstrual certificada

Además de la claridad en los materiales, el instructivo en el idioma y una página en la que puedes tener contacto, la certificación y el registro sanitario son primordiales.

Te puede interesar: Riesgos de la Hepatitis C en el Norte de México

Certificación. A diferencia de las copas piratas, una copa confiable cuenta con certificaciones que la avalan. En el caso de México, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) es el organismo indicado que aprueba que se cumplan todos los requisitos para la fabricación y venta de copas menstruales, garantizando que los materiales sean seguros, ya que la copa menstrual es considerado un dispositivo médico clase II, por ser un insumo que se introduce en el organismo y permanece menos de treinta días.

Para estar segura de la que la copa que adquiriste, cuenta con este registro, ingresa a la página web o llama a Cofepris.

Además, el número de registro sanitario debe estar siempre visible en el empaque y la publicidad; podrás reconocerlo porque está compuesto por letras y números que terminan con las siglas de la Secretaría de Salud.

Al respecto, Sally Santiago, gerente de marca ProFemme, explica: “las copas menstruales deben cumplir con la NOM 241, es decir con el Certificado de Buenas Prácticas para poder obtener el registro sanitario por parte de Cofepris. Además de comprobar con información técnica, científica y pruebas de toxicidad que el producto no causa daños o reacciones y que cumple con la función para la que fue hecha”.

Te puede interesar: Atole de cempasúchil y guayaba para homenajear a nuestros muertos

“En ProFemme ofrecemos una copa menstrual hecha con TPE (elastómero termoplástico), material de grado médico certificado que cumple con la norma ISO 10993 y que garantiza su biocompatibilidad, por lo que es seguro para la fabricación de copas menstruales.

Fotos: Cortesía

No causa irritación ni alergias porque está libre de látex y no tiene componentes animales, por lo que es vegana. Puede estar en contacto directo con la sangre y tiene la característica de brindar protección hasta por 12 horas sin derrames, lo cual brinda total confianza de uso para quienes buscan una opción amigable con el ambiente y con su cuerpo”.

Antes de adquirir una copa menstrual, recuerda que es un dispositivo que se introduce en el cuerpo, así que, asegúrate de que cumpla con todas las características ya descritas anteriormente para evitar alguna complicación y sobre todo, que cuente con el registro sanitario ante Cofepris para evitar sorpresas ginecológicas causadas por copas de baja calidad.

*Fuente: ProFemme

En esta nota

Comentarios