Tendencias
Cintilla de tendencias

Covid-19

Certificado Covid

Vacunación en CDMX

Enrique Peña Nieto

Alerta Amber CDMX

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

¿Cómo establecer límites a niños y bebés a la hora de dormir?

La recomendación es la incorporación de límites en tiempo y actividad y con esto no queremos decir castigo, simplemente debemos de planear una estrategia y rutina con tiempos establecidos y seguirla al pie de la letra sin desviarnos.

Avatar del

Por Redacción/GH

Se deben establecer límites y horarios con los más pequeños a la hora de dormir.(Pixabay)

Se deben establecer límites y horarios con los más pequeños a la hora de dormir. | Pixabay

Ciudad de México.- Los hábitos y costumbres de cada familia son diferentes al igual que los horarios en los que estamos acostumbrados a irnos a la cama y la hora en la que ponemos a dormir a nuestros pequeños. 

El amor y cariño que tenemos hacia nuestros hijos nos hace consecuentar muchas acciones que no son adecuadas, sin embargo, mantenemos la calma porque pensamos que son sólo momentáneas o temporales, así también poco a poco nos encontramos atrapados en hábitos que no nos parecen del todo bien y que nos comienzan a causar molestia día a día. Así es como se crean hábitos no deseados, con este ejemplo quedará más claro:

Te puede interesar: Conoce la importancia de la fibra en la dieta diaria

Un ejemplo concreto

Marta es una niña de 4 años, a ella le gusta que su padre Tomás le lea un cuento todas las noches alrededor de las 19:45 horas en la recamara principal. 

Su papá comienza a leerle un cuento con la intención de que al terminar él la lleve acostar, le dé las buenas noches y se quede dormida aproximadamente a las 20:00 horas. 

Sin embargo, Marta tiende a pedir otro cuento lo que hace que den más de las 20:00, Tomás suele acceder al segundo cuento, pero al terminar Marta le pide que no la lleve a su habitación y que la deje quedarse dormida ahí. 

Te puede interesar: Sigue estos consejos para reservar tu viaje en la nueva normalidad 

Tomás accede y espera a que Marta se duerma y planea llevarla a su cama ya que está dormida a las 20:30-20:45 horas ya que Marta esté dormida, Tomás la carga y la lleva dormida a su habitación, pero al tratar de ponerla en su cama ella despierta y comienza a llorar, quejarse de regresar a la cama de papás o pedir otro cuento. Mientras tanto Irma, la madre de Marta está esperando desde las 20:00 horas a Tomás en el comedor para cenar.

Irma acaba cenando sola, Tomás acaba llamando a Irma para que calme a Marta y Marta continúa quejándose sin querer dormir en su habitación ya son 21:00-21:30 horas.

Hábitos no deseados

En este ejemplo tenemos a una familia normal, pero con hábitos no deseados que se han salido de las manos y en este tipo de situaciones es cuando los padres no saben cómo establecer límites para cambiar sin afectar y crear un mal sentimiento en sus hijos. 

La recomendación de Liliana Amaro Coach de Sueño Infantil y Fundadora de Zzleep My Baby, es la incorporación de límites en tiempo y actividad y con esto no queremos decir castigo, simplemente debemos de planear una estrategia y rutina con tiempos establecidos y seguirla al pie de la letra sin desviarnos.

Te puede interesar: 'Mujeres Letales': Mariana Enriquez recomienda esta antología de terror

Es decir:

1.     Establecer un horario para ir a la cama y apegarse.

2.     Limitar el número de cuentos o actividades deseadas antes de ir a dormir.

3.     Determinar el lugar de la lectura, que sea un lugar neutro o en la habitación de los niños.

4.     El lugar donde se queden dormidos los niños debe de ser el lugar en donde pasarán la noche. A nadie le gusta ser transportado y acomodado en un lugar nuevo cuando se está durmiendo.

5.     Comprometerse como pareja a cenar en un horario real.

Los límites no son castigos, son reglas y hábitos que se logran con una enseñanza, guía y práctica, sabemos que si las instrucciones tienen buena comunicación, razón y explicación cualquiera puede seguirlas sin queja”, concluye Liliana Amaro.

*Fuente: Zzleep My Baby

En esta nota

Comentarios