Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos / Moda

¿Realmente se llevó a cabo el desfile de The Row en la Semana de la Moda de París si no se permitieron fotos ni videos?

En las redes sociales se ha especulado que la decisión de The Row de prohibir fotos y videos en su desfile podría estar relacionada con la tendencia del “lujo silencioso”.

¿Realmente se llevó a cabo el desfile de The Row en la Semana de la Moda de París si no se permitieron fotos ni videos?/Instagram/Archivo GH

PARIS.- En la Semana de la Moda de París, las icónicas gemelas y diseñadoras de moda, Mary-Kate y Ashley Olsen, han desafiado las convenciones establecidas con su último desfile para The Row. Rompiendo con la norma de la inmediatez digital que prevalece en la industria, las hermanas optaron por una política radical de “sin cámaras, sin teléfonos”.

El evento, que presentaba la colección Otoño Invierno 24/25 de The Row, se llevó a cabo en la capital de la moda el 28 de febrero al mediodía. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de los desfiles que inundan las redes sociales al instante, este ha sido un secreto celosamente guardado, gracias a la política de no permitir la captura ni el intercambio de contenido en redes sociales durante la experiencia.

Los informes indican que los invitados fueron previamente informados de esta política poco convencional. La directora de moda del New York Times, Vanessa Friedman, compartió su experiencia en las redes sociales, citando la invitación de la casa que solicitaba la discreción de los asistentes.

A pesar de la falta de imágenes en las redes sociales, algunos detalles han emergido. La cuenta de Instagram StyleNotCom, conocida por sus reseñas basadas en texto, ofreció una visión interna del evento, revelando la presencia de destacadas modelos como Kristen McMenamy, Mariacarla Boscono y Eva Herzigová. Además declaró que les dieron cuadernos para anotar sus pensamientos en lugar de fotografíar.

El toque distintivo de The Row se mantuvo con la atención al detalle, ofreciendo a los invitados refrescos al estilo clásico. Se sirvieron café, té verde y, al salir, los asistentes fueron obsequiados con madalenas, pan y mantequilla.

Sin embargo, la falta de acceso digital ha generado frustración entre algunos observadores de la moda. Friedman expresó su descontento, lamentando la imposibilidad de compartir imágenes del espectáculo, a pesar de su calidad. Otros seguidores de la marca se sumaron a la búsqueda en las redes sociales de cualquier indicio de la nueva colección, destacando la ausencia de la habitual presencia en línea de The Row.

También podría interesarte: ¿De qué trata la tendencia del “lujo silencioso”?

¿Todo por el lujo silencioso?

En redes se ha teorizado que esto podría estar relacionado con la tendencia del “lujo silencioso”, que implica discreción sobre las marcas que se usan, causando así un misticismo que The Row logró duplicar con esta pasarela. En este caso, el lujo se vuelve tan silencioso que solo las pocas personas que estaban en la habitación donde desfilaron las modelos tienen la oportunidad de reconocer las prendas o siluetas de la marca, haciéndolo aún más inaccesible.

En esta nota