Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos / TDAH

La conexión entre TDAH y atracones de comida

Según datos, aproximadamente el 30% de los pacientes con trastorno por atracones también son diagnosticados con TDAH.

Se ha observado que las personas con TDAH pueden tener una respuesta reducida a las recompensas en general, pero una respuesta intensificada a la comida en particular.

Se ha descubierto una sorprendente conexión entre los trastornos por atracones de comida y el déficit de atención, revelando un complejo panorama médico que une a ambos trastornos de manera significativa. Katy Weber, una entrenadora de salud que ha trabajado con pacientes que sufren de trastornos por atracones, experimentó personalmente esta conexión cuando fue diagnosticada con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) a los 45 años. Su experiencia ilustra cómo muchas de las dificultades relacionadas con los atracones de comida, como la falta de reconocimiento de las señales de hambre, pueden estar influenciadas por el TDAH.

Según datos, aproximadamente el 30% de los pacientes con trastorno por atracones también son diagnosticados con TDAH. Este solapamiento no es casualidad, sino que refleja una compleja interacción entre ambos trastornos.

Por un lado, el TDAH afecta áreas del cerebro que controlan la función ejecutiva, lo que puede conducir a impulsividad y dificultades para regular emociones y recompensas. Por otro lado, el trastorno por atracones se caracteriza por comportamientos impulsivos y compulsivos relacionados con la comida.

La relación entre estos trastornos se profundiza aún más cuando se considera cómo los cerebros de las personas con TDAH procesan las recompensas. Se ha observado que las personas con TDAH pueden tener una respuesta reducida a las recompensas en general, pero una respuesta intensificada a la comida en particular. Esta combinación puede llevar a que la comida se convierta en una forma de automedicación para las personas con TDAH, ofreciendo un escape momentáneo de la falta de estimulación y motivación que a menudo experimentan.

El tratamiento de pacientes con ambos trastornos presenta desafíos únicos, ya que los médicos deben equilibrar la atención a cada trastorno sin empeorar el otro. Sin embargo, hay opciones terapéuticas, como el medicamento Vyvanse, aprobado para tratar tanto el TDAH como los atracones de comida. A pesar de esto, muchas veces no se reconoce la conexión entre ambos trastornos, lo que deja a una población de pacientes en gran medida desatendida.

Se ha descubierto una sorprendente conexión entre los trastornos por atracones de comida y el déficit de atención.

Te puede interesar: Estudio revela vínculo entre consumo de café y menor mortalidad en pacientes con cáncer intestinal

Además, los tratamientos conductuales pueden ser especialmente complicados para personas con TDAH, que luchan con la organización y la creación de estructuras consistentes en su vida diaria.

Con información de Natgeo.

En esta nota