Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos /

Los cuidados óptimos de un pie diabético

La Clínica Universidad de Navarra destaca 9 hábitos esenciales para mejorar la salud del pie diabético.

El cuidado diario de los pies, que incluye la revisión constante en busca de llagas o callos.

Hermosillo, Sonora.- El pie diabético es una complicación de la diabetes que afecta los pies de las personas con esta enfermedad.

La diabetes puede dañar los nervios y afectar la circulación sanguínea en los pies. Cuando hay daño en los nervios y mala circulación, los pies son más propensos a lesiones e infecciones.

La Clínica Universidad de Navarra destaca 9 hábitos esenciales para mejorar la salud del pie diabético.

El pie diabético es una complicación vinculada a niveles inadecuados de glucosa en la sangre que amenaza la salud.

Los 9 hábitos para proteger la salud de un pie diabético

  • Revisión regular de niveles de glucosa: Mantener un control esporádico de los niveles de glucosa no solo ayuda en la anticipación de la diabetes, sino que también contribuye a mejorar hábitos alimenticios y de ejercicio, elementos cruciales para prevenir complicaciones como el pie diabético.
  • Chequeos periódicos: La realización de chequeos médicos regulares es un hábito esencial para evaluar la salud de los nervios y la circulación en los pies, ya que el daño a estos puede ser asintomático en etapas tempranas.
  • Actividad física regular: La actividad física juega un papel vital en la regulación de los niveles de glucosa y ayuda a prevenir daños en los pies. Se recomienda realizar ejercicio por lo menos 30 minutos al día, combinando cardio con rutinas de fuerza.
  • Cuidado de los pies: La higiene diaria de los pies es fundamental. Revisarlos regularmente para detectar llagas, ampollas, callos o durezas es crucial. Lavarse los pies todos los días, secarlos adecuadamente y aplicar cremas hidratantes ayuda a mantener su salud.
  • Calzado adecuado: Elegir zapatos cómodos y adecuados es un hábito que no puedes dejar pasar. Zapatos apretados, sucios o desgastados pueden ser perjudiciales. Un calzado a medida puede contribuir a mejorar la circulación.
  • Corte correcto de uñas: Cortar las uñas de manera adecuada es crucial para prevenir infecciones. Se recomienda dejar esta tarea en manos de un profesional para evitar daños en la piel.
  • No fumar: El hábito de fumar puede agravar la salud vascular, empeorando los problemas circulatorios asociados al pie diabético.
  • Plan de alimentación saludable: Mantener una dieta balanceada y saludable es clave para regular los niveles de glucosa en el organismo y prevenir complicaciones diabéticas.
  • Tratamiento médico y medicamentos aprobados: Siguiendo las indicaciones de los profesionales de la salud, se deben tomar medicamentos específicos y seguir tratamientos aprobados para controlar los niveles de glucosa y prevenir complicaciones.