Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos /

¿Recuerdas los Pepsilindros? Estos vasos de los noventa hoy son objetos de colección

Desde los Looney Tunes hasta los Picapiedra, en los 90s Pepsi lanzó una colección de vasos que se han convertido en centro de atención para muchos coleccionistas y aficionados a recuperar la nostalgia

Un viaje nostálgico a través de los Pepsilindros: Desde los Looney Tunes hasta los Picapiedra. // Foto: Captura de video @MundodePao

CIUDAD DE MÉXICO, México.- En 1990, Pepsi lanzó una colección de vasos o cilindros que se han convertido en centro de atención para muchos coleccionistas y aficionados a recuperar la nostalgia de los noventa: los Pepsilindros. Estos cilindros, representativos de las refresqueras más importante y la infancia de generaciones de adultos, hoy pueden encontrarse hasta en 1,000 pesos en sitios como Mercado Libre.

Los Pepsilindros fueron un éxito durante durante la primera mitad de los noventa. Su lanzamiento marcó un éxito en la historia de las colecciones promocionales que fue replicado inmediatamente por otras empresas nacionales del giro, como Coca-Cola o Sabritas.

Te puede interesar: 3 series de televisión de las cuales puedes aprender sobre finanzas y dinero

Aunque en esencia no eran más que vasos de plástico promocionales con estampados de los personajes más queridos de las caricaturas de la época, como Looney Tunes o Los Picapiedra, en el caso específico de Pepsi, se convirtieron en un fenómeno instantáneo entre niños y seguidores de la marca, así como fanáticos de la cultura pop.

¿Cómo fueron los primeros pepsilindros?

Inicialmente, a finales de los ochenta Pepsi entró en el mundo de las colecciones promocionales con una serie de vasos inspirados en el icónico Batman. Estos vasos marcaron el inicio de la tendencia que cautivaría a los consumidores y definiría esta forma de plasmar la cultura pop.

La primera generación de los Pepsilindros, lanzada en 1990, traía a los personajes de los Looney Tunes: cinco vasos con tapadera de rosca, popote y válvula de aire, adquiribles con 10 corcholatas más 3 mil 500 pesos; lo que actualmente serían 3.50 pesos. La serie incluía a personajes como Bugs Bunny, el Coyote, el Correcaminos, Lucas, Piolín y el Demonio de Tazmania.

En 1991, Sabritas lanzó su versión de vasos que cambiaban de color con líquido frío, obtenidos con estampas de empaques y una pequeña tarifa, y en 1993 Pepsi presentó una colección de vasos de Michael Jackson, disponibles gratis con corcholatas o taparroscas.

En 1994, Pepsi lanzó la colección “Picapiedras”, manteniendo las características de los anteriores, como tapa, popote y válvula de seguridad, pero añadiendo una agarradera para facilitar su transporte. Esta innovación marcó un cambio en la forma de llevar las bebidas a la escuela, convirtiendo los Pepsilindros en un artículo popular en los años 90.

La colección incluía seis cilindros con los personajes reconocidos como Pedro Picapiedra, Vilma, Betty, Bam-Bam y Pebbles, los cuales se adquirían mediante el canje de 15 corcholatas o 5 taparroscas, más 2.50 pesos.

Un viaje nostálgico a través de los Pepsilindros: Desde los Looney Tunes hasta los Picapiedra. // Foto: Captura de pantalla Mercado Libre

Reviven nostalgia

En 2015, Pepsi intentó revivir la magia de los Pepsilindros con una nueva serie de diseños retro, buscando evocar los recuerdos nostálgicos de aquellos días pasados. Sin embargo, aunque el intento fue loable, no lograron alcanzar la misma relevancia que sus predecesores.

Hoy en día, los Pepsilindros originales pueden encontrarse en plataformas de venta en línea como Mercado Libre, donde se pueden adquirir con precios desde menos de 100 pesos hasta poco más de 1,000 pesos para coleccionistas.