Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos /

¿Realmente es beneficioso tomar una copa de vino al día?

Con orígenes que se remontan a hace más de seis mil años, el vino ha dejado su huella en diversas culturas, desde la antigua Mesopotamia hasta la destruida ciudad de Pompeya.

Copa de vino

CIUDAD DE MÉXICO.- El vino, una bebida con una historia que se remonta a miles de años, ha revelado recientemente sus beneficios para la salud. Con orígenes que se remontan a hace más de seis mil años, el vino ha dejado su huella en diversas culturas, desde la antigua Mesopotamia hasta la destruida ciudad de Pompeya.

Más allá de su rica historia, estudios científicos sugieren que disfrutar de una copita de vino diaria puede aportar notables beneficios para la salud. Un ejemplo de esto es la “paradoja francesa”, donde se descubrió que el consumo moderado de vino tinto reduce el riesgo de enfermedades coronarias. Esto se atribuye a las propiedades protectoras para el corazón presentes en las uvas, que neutralizan los radicales libres generados por la oxidación celular.

Además, según investigadores de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana, el consumo diario de una copa de vino se asocia con la prevención de diversas enfermedades, como artritis reumática, gripe, resfríos, retinopatía diabética y la formación de coágulos sanguíneos. También se destaca su capacidad para prevenir ciertos tipos de cáncer, como el de garganta, colon, mama, pulmón y próstata.

Pero los beneficios no terminan ahí. El vino, en moderación, puede contribuir a disminuir alergias, reducir el dolor y las molestias de las hemorroides, mejorar las várices y proteger la visión gracias a su contenido de resveratrol.

Además, facilita la digestión y ayuda a mantener una memoria saludable, previniendo el envejecimiento prematuro de las células cerebrales.

Incluso en términos de belleza, el consumo moderado de vino puede tener efectos positivos en la piel. Sin embargo, es crucial destacar que el exceso puede ser perjudicial. Consumir grandes cantidades de vino con regularidad puede causar lesiones tisulares, especialmente en el sistema nervioso central y el hígado, predisponiendo a condiciones como cirrosis y carcinomas.

Los expertos advierten que, a pesar de los beneficios potenciales, la ingesta de alcohol debe ser mínima o nula, ya que está relacionada con hasta doscientos problemas de salud. La recomendación varía entre hombres y mujeres, y se enfatiza que no existe una dosis segura. Aunque se ha asociado al vino con una disminución de la mortalidad cardiovascular, algunos estudios sugieren que este beneficio se ve contrarrestado por un aumento en el riesgo general de mortalidad por otras causas.

Te puede interesar: Beneficios comprobados del apio para la salud

En última instancia, mientras se reconoce que un consumo moderado de vino puede ser compatible con un buen estado de salud en ciertas personas, se establece que el consumo de bajo riesgo se limita a 20 gramos de alcohol al día para hombres y 10 gramos para mujeres. Aquellos en situaciones de riesgo alto incluyen menores de edad, mujeres embarazadas, personas con antecedentes familiares de alcoholismo, aquellos tomando medicación incompatible, y aquellos que deben conducir o manejar maquinaria.