Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos /

Beneficios comprobados del apio para la salud

Este vegetal, compuesto en gran parte por agua, es una fuente invaluable de vitaminas A, B, C y K, ácido fólico, fibra y potasio.

Beneficios del apio

CIUDAD DE MÉXICO.- El apio (Apium graveolens L.) no solo es conocido por su fresco sabor y versatilidad en la cocina, sino también por ser un aliado imprescindible para mantenernos saludables. Este vegetal, compuesto en gran parte por agua, es una fuente invaluable de vitaminas A, B, C y K, ácido fólico, fibra y potasio, brindando una serie de beneficios que contribuyen al bienestar general.

Gracias a su elevado contenido de agua y fibra, el apio favorece la pérdida de peso y reduce el apetito. Su inclusión en una dieta equilibrada puede ser clave para alcanzar y mantener un peso saludable.

La abundante fibra presente en el apio contribuye a regular los movimientos intestinales, previniendo el estreñimiento y promoviendo una salud digestiva óptima.

Investigadores de la Universidad de Chicago han identificado componentes en el apio que reducen los niveles de colesterol dañino y la presión arterial, ofreciendo beneficios significativos para la salud cardiovascular.

Integrar el apio en la alimentación es fácil y delicioso. Puede ser disfrutado en caldos, sopas, ensaladas, aguas frescas, jugos y licuados, permitiendo una amplia gama de opciones creativas en la cocina.

Es importante destacar que el consumo de apio no sustituye el tratamiento médico y no cura enfermedades por sí solo. Sin embargo, cuando se combina con una dieta balanceada y ejercicio regular, el apio se convierte en un aliado preventivo valioso.

Los 10 beneficios comprobados del apio para la salud:

  • Acción antioxidante: Los flavonoides en el apio neutralizan los radicales libres, previniendo el envejecimiento prematuro de la piel y protegiendo contra enfermedades crónicas.
  • Reducción del colesterol: Compuestos como las saponinas y antioxidantes ayudan a disminuir el colesterol LDL, reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Control de la presión arterial: El alto contenido de potasio y antioxidantes favorece la relajación de los vasos sanguíneos, regulando la presión arterial.
  • Favorece la pérdida de peso: Bajo en calorías y rico en vitaminas y fibras, el apio contribuye a la pérdida de peso al disminuir la retención de líquidos y aumentar la saciedad.
  • Prevención de infecciones urinarias: La propiedad diurética del apio ayuda a prevenir infecciones urinarias y la formación de piedras en los riñones.
  • Control de la diabetes: La fibra y antioxidantes presentes en el apio pueden ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre.
  • Aumento de las defensas: La vitamina A y antioxidantes fortalecen el sistema inmune, previniendo enfermedades como gripes y resfriados.
  • Efecto hepatoprotector: El apio protege el hígado, actuando como desintoxicante contra ciertos químicos y medicamentos.
  • Salud gastrointestinal: La fibra alivia el estreñimiento y protege la mucosa gástrica, actuando también como analgésico y antiespasmódico.
  • Mejora la gota: Componentes antiinflamatorios y antioxidantes hacen del apio una opción beneficiosa para quienes padecen de gota, artritis y ácido úrico elevado.

Te puede interesar: ¿Cuáles son los beneficios de consumir té de perejil en ayunas?

Información Nutricional (por cada 100 g de apio crudo):

  • Energía: 14 calorías
  • Agua: 95,4 g
  • Proteína: 0,69 g
  • Grasa: 0,1 g
  • Carbohidratos: 2,97 g
  • Fibra: 1,6 g
  • Vitaminas B1, B2, B3, A, K
  • Potasio: 260 mg
  • Calcio: 40 mg
  • Magnesio: 11 mg