Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos / Perú

Facilitarán la venta de entradas a Machu Picchu

Las autoridades peruanas buscan garantizar una visita más organizada y satisfactoria para todos los turistas que llegan a uno de los destinos turísticos más emblemáticos de Perú y del mundo.

Lima, Perú.- Este sábado, las autoridades de los ministerios peruanos de Turismo y Cultura anunciaron una serie de medidas destinadas a mejorar la experiencia de los visitantes en el parque arqueológico de Machu Picchu, debido a la temporada alta de turismo que enfrenta el santuario incaico.

El Comité Técnico de la Unidad de Gestión de Machu Picchu, integrado por representantes de varios ministerios, autoridades locales y responsables del centro arqueológico, se reunió para abordar la situación y tomar decisiones al respecto.

Entre las medidas acordadas, la Dirección Desconcentrada de Cultura, en la región Cuzco donde se encuentra Machu Picchu, determinó la ampliación del número de ventanillas para la expedición de boletos.

Cinco ventanillas disponibles

Ahora habrá cinco ventanillas disponibles en cada ruta ofertada, lo que ayudará a evitar las largas colas que se han presentado en días anteriores y reducirá el tiempo de espera de los turistas.

Además, se ha establecido un nuevo horario de atención para la venta de entradas, que comenzará a las 14:00 horas. Esto permitirá a los visitantes adquirir boletos con el propósito de realizar el circuito turístico en una de las siete maravillas del mundo moderno al día siguiente.

La compra presencial de los boletos se llevará a cabo en las instalaciones del Centro Cultural, tomando en cuenta que la venta para el mismo día estará limitada a mil entradas, y el aforo total diario se mantendrá en 4 mil 044 visitantes.

Aumentarán fiscalizadores

Para garantizar el cumplimiento de las medidas y controlar adecuadamente el aforo, el número de fiscalizadores será incrementado. La tarea de supervisión estará a cargo de la Gerencia de Comercio Exterior y Turismo (Gercetur) de Cuzco, la Municipalidad de Machu Picchu y el Servicio Nacional de Áreas Protegidas por el Estado (Sernanp).

La viceministra de Turismo, Madeleine Burns, destacó que el ministerio se compromete a fortalecer sus canales de comunicación con el fin de mantener informados a los turistas sobre el flujo de visitas a Machu Picchu.

Por su parte, el ministerio de Cultura se comprometió a evaluar el incremento de la capacidad de carga del santuario y coordinar con la Dirección Desconcentrada de Cultura (DDC) para gestionar la rotación del personal que presta servicios en la venta de boletos.

Con estas medidas, las autoridades peruanas buscan garantizar una visita más organizada y satisfactoria para todos los turistas que llegan a uno de los destinos turísticos más emblemáticos de Perú y del mundo.

En esta nota