Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Espectaculos / Diddy

Sean 'Diddy' Combs es acusado de violación y años de abusos por ex-pareja en una demanda judicial

La demanda presentada por Cassie (Casandra Ventura) contra Sean Combs, también conocido como Puff Daddy o Diddy, alega más de una década de abuso, violencia y trata de personas. 

Sean Combs, también conocido como Puff Daddy, P. Diddy o Diddy, es un empresario, productor musical y rapero estadounidense. Fundó la discográfica Bad Boy Entertainment y ha tenido éxito en la música, la moda y otros negocios. Es una figura influyente en la cultura popular y ha recibido numerosos premios a lo largo de su carrera.

Cassie, cuyo nombre real es Casandra Ventura, ha presentado una demanda contra Sean Combs, acusándolo de violación y abusos físicos durante aproximadamente una década. Según la demanda, Combs inició un patrón de control y abuso poco después de conocer a Cassie en 2005, suministrándole drogas, golpeándola y forzándola a tener relaciones sexuales con prostitutos mientras él filmaba los encuentros. La demanda alega que en 2018, cerca del final de su relación, Combs ingresó por la fuerza a su casa y la violó.

Así aparece la información en la demanda:

La demanda

En respuesta, el abogado de Combs, Ben Brafman, niega vehementemente las acusaciones, afirmando que Cassie previamente exigía 30 millones de dólares bajo la amenaza de escribir un libro perjudicial sobre su relación, una oferta que fue rechazada. La demanda actual busca daños y perjuicios no especificados.

Cassie también acusa a otras personas asociadas con Combs de ayudar a controlarla, amenazándola con represalias si no obedecía. La demanda describe a Combs como una persona violenta, responsable de incidentes como hacer explotar el coche de un pretendiente rival y colgar a una amiga de Cassie por el balcón de un hotel.

La demanda alega que Cassie fue arrastrada a un estilo de vida de lujo por Combs, quien ejercía un dominio extraordinario sobre su vida, controlando su carrera, pagándole automóviles, apartamentos y ropa, e incluso accediendo a su historial médico personal. Cassie afirma que Combs también le proporcionaba cantidades copiosas de drogas y la instaba a consumirlas.

También podría interesarte: Diddy agrede verbalmente a policía que lo detuvo por traer música muy alta

Además, la demanda sostiene que Combs forzaba a Cassie a participar en encuentros sexuales con prostitutos, denominados "freak offs", que incluían el uso de disfraces y drogas. Cassie alega que estos actos resultaron en ser víctima de tráfico sexual.

El caso se presenta bajo la Ley de Sobrevivientes Adultos de Nueva York, que permite a las personas que afirman haber sido víctimas de abusos sexuales presentar demandas civiles una vez prescrito el delito. Cassie se ha pronunciado en defensa de la importancia de hablar sobre el trauma que ha sufrido.

En esta nota