No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Espectáculos

Gwyneth Paltrow lanza a la venta su propio juguete sexual

La actriz asegura que su producto está diseñado para “aliviar el aburrimiento” causado por el confinamiento.

Avatar del

Por El Imparcial

El vibrador con diseño elegante, moderno y ergonómico ya está a la venta en su tienda en línea goop.com(Instagram)

El vibrador con diseño elegante, moderno y ergonómico ya está a la venta en su tienda en línea goop.com | Instagram

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de causar polémica al lanzar al mercado unas veladoras cuyo aroma recrea su olor vaginal y orgásmico, Gwyneth Paltrow pone a la venta su propio juguete sexual bajo su marca registrada “Goop”.

De acuerdo a una publicación de la revista Quién, el artefacto se trata de un vibrador que, según dicho por la propia estrella de cine, sirve “para aliviar el aburrimiento” causado por el confinamiento por el coronavirus.

El producto se puede encontrar en la tienda en línea de Paltrow llamada goop.com y cuenta con un precio por encima de la media; es decir, no estará tan barato, ya que su diseño es moderno, ergonómico y elegante.

Al estar en contacto con sus seguidores en las redes sociales, la estrella de “Iron Man” comentó que se le ocurrió diseñar dicho producto ya que necesitaba matar el tiempo, al igual que las famosas velas que supuestamente recrean su olor vaginal.

A pesar de que su costo eran de 75 dólares cada una, la intérprete de 48 años de edad, aseguró que se vendieron “como pan caliente”, ya que todos querían saber cómo olía la vagina de Gwyneth Paltrow.


¿Cómo se le ocurrió?

En una entrevista que otorgó a “Late Night With Seth Meyers”, Paltrow reveló que la idea de crear una vela con el olor de su vagina “al principio era una broma”.

“Percibí un olor agradable y dije: ‘Huele como mi vagina’. Pero todo era una broma porque estábamos drogados. Estábamos probando un té de setas alucinógenas”, dijo.

Detalló que al momento que se estaba recreando con el famoso té, se encontraba en compañía del perfumista Douglas Little, quien le estaba mostrando una esencia hecha con geranio, bergamota cítrica, cedro, rosa de Damasco y semilla de Abelmosco, y fue cuando se le ocurrió decir que olía a su parte íntima.

 
En esta nota

Comentarios