Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Espectaculos / Diddy

Sean "Diddy" Combs, acusado de violación y abuso sexual por quinta vez

En diciembre, declaró categóricamente que no cometió ninguno de los actos que se le imputan.

Sean "Diddy" Combs, acusado de violación y abuso sexual por quinta vez

Ciudad de México.- El rapero Sean “Diddy” Combs, también conocido como Puff Daddy, enfrenta una nueva demanda por violación y abuso sexual, marcando la quinta en los últimos tres meses.

En esta ocasión, el demandante es Rodney Jones Jr., quien trabajó como productor musical para Combs durante dos años. Jones alega que Combs lo sometió a tocamientos genitales y anales no consentidos, consumo forzado de drogas, y presión para tener relaciones sexuales con otros hombres y trabajadoras sexuales, además de amenazarlo con violencia si se negaba.

El demandante afirma que vivió con Combs en varias de sus propiedades en Nueva York, Florida y Los Ángeles, y que posee grabaciones de audio y vídeo como prueba de los abusos.

Te puede interesar: Sean ‘Diddy’ Combs es acusado de violación y años de abusos por ex-pareja en una demanda judicial

Solicita indemnización

Solicita una indemnización de 30 millones de dólares por daños y perjuicios. Los abogados de Combs niegan las acusaciones, calificándolas como “pura ficción” y afirmando contar con pruebas contundentes de su falsedad.

Esta demanda se suma a otras cuatro presentadas en los últimos meses, incluyendo la de la cantante de R&B Cassandra Ventura, conocida como Cassie, quien acusó a Combs de violación y maltrato durante su relación de 11 años.

Sin embargo, Cassie retiró su demanda tras llegar a un acuerdo extrajudicial con el rapero. Otra acusadora anónima relata un supuesto abuso grupal en 2003, cuando ella tenía 17 años, pidiendo una compensación de 25 millones de dólares.

Otras demandas

Las otras dos demandas corresponden a mujeres que alegan haber sido violadas por Combs en los años noventa, cuando era ejecutivo de la discográfica Uptown Records.

Liza Gardner sostiene que Combs la violó junto a una amiga en su apartamento de Nueva York después de drogarlas, mientras Joi Dickerson-Neal afirma que fue abusada en un hotel de Los Ángeles tras ser invitada a una fiesta por el productor.

Combs, con una fortuna estimada en unos 90 millones de dólares, ha negado todas las acusaciones, atribuyéndolas a personas que buscan un “día de pago rápido”.

En diciembre, declaró categóricamente que no cometió ninguno de los actos que se le imputan. A pesar de estas controversias legales, el rapero de 54 años sigue siendo uno de los artistas más exitosos del hip-hop, con numerosos premios Grammy y discos de platino, además de ser un empresario con marcas como Sean John y la cadena de televisión Revolt.

En esta nota