Economía y Negocios

Tuvo Pemex su peor sexenio:Francisco Labastida

El ex candidato presidencial del PRI reconoció que el mexiquense destrozó a la empresa petrolera.

Avatar del

Por Agencia Reforma

El ex candidato presidencial del PRI Francisco Labastida reconoció que el mexiquense destrozó a la empresa petrolera, porque durante su administración aumentó drásticamente su deuda, pero cayeron su producción y reservas.(Agencia Reforma)

El ex candidato presidencial del PRI Francisco Labastida reconoció que el mexiquense destrozó a la empresa petrolera, porque durante su administración aumentó drásticamente su deuda, pero cayeron su producción y reservas. | Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El peor sexenio para Pemex fue el de Enrique Peña Nieto, afirma el ex Secretario de Energía, Francisco Labastida.


El ex candidato presidencial del PRI reconoció que el mexiquense destrozó a la empresa petrolera, porque durante su administración aumentó drásticamente su deuda, pero cayeron su producción y reservas.


Labastida indicó que en el caso de Pemex y del sector energético, el actual Gobierno federal heredó un grave problema. Para no ahondarlo, recomendó no construir la refinería de Dos Bocas, no litigar los contratos de la Comisión Federal de Electricidad con constructoras de gasoductos, así como fortalecer las acciones para dejar de consumir combustóleo y migrar hacia el consumo de gas en acciones como la generación de electricidad.

Usted, como Secretario de Gobernación, fue el fundador de la Policía Federal; hoy está en transición para convertirse en Guardia Nacional, pero se está amotinando, ¿qué le dice a usted esto?


Creo que es fundamentalmente un problema laboral. Le reducen el sueldo en 25, 30 por ciento al quitarles una prestación que tenían y es la reacción lógica. Ese tipo de asuntos, primero se tienen que arreglar y negociar antes de entrar en conflicto.

¿Qué le dice la consideración que tiene el Presidente López Obrador sobre la Policía Federal?
Para que diga esto el Presidente es que debe tener elementos que lo respalden, no sería el primer cuerpo policiaco que se echa a perder, yo no sé si es así o no. Recuerdo que cuando entré a la gubernatura de Sinaloa metí a la cárcel al 40 por ciento de la Policía Judicial del estado y a cinco grupos de la PGR. Si hay gentes que se echaron a perder, lo que corresponde es que procedan contra ellos jurídicamente y que los metan a la cárcel.

¿La Guardia Nacional le satisface a primera vista como el instrumento necesario para encarar al crimen organizado?
Yo le llamaría el mal menor. La Guardia Nacional responde a la falta de eficiencia de los cuerpos locales de seguridad no sólo policías sino agentes del Ministerio Público y jueces, y creo que están tratando de solucionarlo por esa vía. 

¿Coincide con la política petrolera que está impulsando López Obrador?
Están haciendo cosas buenas, pero insuficientes. Estoy convencido de que el peor sexenio para Pemex ha sido el sexenio pasado: elevaron notablemente la deuda, 55 por ciento en sólo 6 años, cayó la producción de 2 millones y medio de barriles a un millón 730 o 750 mil, cayó la producción de gas en 45 por ciento y uno dice ¿qué hicieron con toda esa deuda que tomaron? Las reservas bajaron de 13 mil millones millones a un poco más de 7 mil 600 millones, la uno y la dos, eso es un desastre. 


Lograron construir un desastre, heredaron un enorme problema. Pemex pagó el año pasado del orden impuestos del orden de 420 mil millones de pesos, y para pagarlos tuvo que tomar un crédito por 125 mil millones de pesos. Lo mismo hizo en todos los años, en promedio eso fue lo que tomó de créditos, ¿para qué?, para pagar impuestos. Destrozaron la empresa en pocas palabras. 

¿Coincide usted con la necesidad de reconfigurar las seis refinerías existentes?
Sí, por supuesto

¿Y en construir Dos Bocas?
Yo diría que el camino más expedito, más fácil, es hacer que las seis refinerías funcionen bien. En 2012, las seis refinerías procesaban un millón 200 mil barriles, a fines del 18 procesaban 600 mil barriles, la mitad. Si eso no es un problema yo no sé qué sea un problema. 

¿Entonces, el Gobierno de Enrique Peña Nieto tiene seria responsabilidad en la ruina?
Por supuesto que sí. Este Gobierno heredó un problema terrible, es decir, que pase la deuda de dos millones de millones 250 mil millones de pesos a 3 millones 500 y tantos mil millones, perdón. Es decir, la crisis de Pemex no es inventada, es un gravísimo problema. 

Estamos ahora frente a la pretensión, por parte de CFE, de revisar los contratos en la construcción del gasoducto, ¿qué le parece esta situación?
El gas es el energético más barato que existe en el mundo, más para nosotros que estamos al lado de un productor de gas. Hoy vale dos dólares y centavos y hace algunos años valía 12 dólares el millón de BTUS. En este contexto, ¿qué le conviene a CFE?, dejar de consumir combustóleo y consumir gas. La diferencia en el precio es como de cuatro veces, pero el gas le permite, además, que use tecnologías modernas, que utilice lo que se llama ciclo combinado. 

¿Usted recomendaría no entrar a litigar los términos de los contratos y mantenerlos en sus términos para asegurar el gas?
Abogados que conozco me dicen que la mayor probabilidad es que ese pleito lo pierda la CFE. Y una regla elemental es que uno tiene que agarrar las dificultades que tiene posibilidades de ganar, no las que va a perder. La buena noticia en esto es que están tratando de establecer mesas de negociación, por la vía jurídica, y creo que van a tener muy malos resultados. 

La planta chatarra de Agronitrogenados que compró Pemex bajo la dirección de Emilio Lozoya está dando mucho de qué hablar. Ya pidió el abogado defensor de Emilio Lozoya que se cite al ex Presidente Peña Nieto y a los ex secretarios de Hacienda Luis Videgaray, y de Energía, Pedro Joaquín Coldwell. ¿Le parece indicada la postura de la defensa?
A mí me parece más bien una estrategia para hacer crecer el conflicto y en esa medida que no le caiga el peso de la ley a Lozoya. No hay duda alguna que la planta fue erróneo e injusto comprarla.

¿Por qué erróneo?

Porque no tiene materia prima, no tiene gas. Hasta donde sé, para producir algo se necesita materia prima. Produjo en algún momento, pero desde hace ocho años o una cosa así no produce y ahorita no tiene gas. Es costoso porque se pagó mucho más de lo que los avalúos indicaban, y conozco avalúos de varios, pero hay algunos que son desorbitados por la enorme diferencia entre el precio que se pagó. 

¿Cuánto marcaban?
He visto avalúos desde cerca de 20 millones hasta algo cercano a los 275.

¿Es correcta la persecución de Emilio Lozoya? Él se dice perseguido político. 
Me imagino que es una forma de defensa, él tiene un buen abogado. No soy abogado, pero procede que lo juzgue la ley y que le apliquen la ley, nadie puede estar por encima de la ley.

Desde su experiencia como ex candidato presidencial producto de una elección interna, ¿cómo ve lo que está pasando en su partido, el PRI?
El partido está muy mal, diría que está viviendo la crisis más grave en toda su historia, porque no le veo ideas, porque no le veo defensa de causas, porque no tiene voz ni opinión, porque la dirigencia deja que desear, porque no tiene programa, porque hay una lucha intestina entre las partes para posesionarse del partido, y hay algunos que están tratando, como  aves de rapiña, de quedarse con los restos del partido.

¿Usted ve la mano de Peña Nieto o de López Obrador en el impulso de Alejandro Moreno a la presidencia del PRI?
Primero, mi opinión sobre Narro. Es una gente extraordinaria, de una honradez intachable, inteligente, culto, fue una lástima que se haya salido de la contienda.


Cuando menos, la mano de Peña sí está metida. ¿La presidenta del partido a quién le hace caso? Pues a su tío y al ex Presidente.

¿Tiene rescate?
Debe tener rescate. Todo poder requiere un contrapoder. Si queremos una sociedad democrática requiere un contrapoder, y el PRI tiene que renacer, porque está prácticamente muerto, para poder ser un partido de una oposición constructiva, un partido de ideas, de causas que podamos defender y hablar bien de los dirigentes.

En esta nota

Comentarios