No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Dinero

Peso mexicano, la moneda emergente más golpeada

Se deprecia aproximadamente 26% en el último mes frente al ahora "querido" billete verde.

Avatar del

Por El Universal

Desde el estallido del brote en China a mediados de enero, el peso ha liderado las pérdidas en las economías emergentes(Pixabay)

Desde el estallido del brote en China a mediados de enero, el peso ha liderado las pérdidas en las economías emergentes | Pixabay

CIUDAD DE MÉXICO.- Mientras la demanda de dólares aumenta alentada por las inyecciones de liquidez que lleva a cabo la Fed, en un intento de paliar el ya imparable impacto económico del coronavirus, el peso sigue mostrando su fragilidad ante las tempestades del mercado y se deprecia aproximadamente 26% en el último mes frente al ahora "querido" billete verde.

La moneda encadena más de 10 sesiones con pérdidas, durante esta semana ha alcanzado varios niveles históricos. La crisis del Covid-19 hace que los inversores recurran al billete verde como activo de refugio, lo que lastra, entre otras, a la divisa local, caracterizada por su fuerte exposición y volatilidad al mercado.

Desde el estallido del brote en China a mediados de enero, el peso ha liderado las pérdidas en las economías emergentes. Olivia Álvarez, analista de Monex Europe, justifica el fatídico desempeño del peso porque "su volumen de comercio dominante en Latinoamérica lo ha hecho particularmente sensible a la reciente agitación del mercado".

A la incertidumbre global se suma una política interna de López Obrador cada vez más restrictiva, que presiona a la baja a las inversiones exteriores y a la moneda. Desde la bajada de tasas de la Fed, se ha rumoreado con la posibilidad de que Banxico siguiera los pasos de los principales bancos centrales y redujera un punto porcentual las tasas de interés en su próxima reunión del 26 de marzo. Sin embargo, la idea se disipa tras la fuerte apreciación del dólar.

¿Y qué pasa con la inflación? Según las estimaciones de Banxico, en estos niveles de alta depreciación, la transmisión a la inflación por cada punto porcentual de depreciación de la moneda es de alrededor de 0.11% y el 0.24% después de uno y dos años, respectivamente.

Además, Pemex tiene que hacer frente a un aumento de los riesgos en la dinámica de su enorme deuda. Gran parte de la cartera de sus participaciones está en moneda extranjera.

Se aumentan los riesgos de una posible rebaja de su calificación crediticia y del país, lo que eleva la prima de riesgo en las perspectivas de crecimiento.
 

En esta nota

Comentarios