No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Deportes

“Yo metí a rehabilitación a mi papá, lo cuidé por 20 años" : Julio César Chávez Jr.

Julio César Chávez Jr. afirmó que él siempre estuvo con su padre Julio César Chávez en sus momentos de adicciones y que tuvo el valor de rehabilitarlo para dejar esa vida atrás.

Avatar del

Por El Universal

“Yo metí a rehabilitación a mi papá, lo cuidé por 20 años" : Julio César Chávez Jr.(Instagram @jcchavezjr)

“Yo metí a rehabilitación a mi papá, lo cuidé por 20 años" : Julio César Chávez Jr. | Instagram @jcchavezjr

MÉXICO - Julio César Chávez Junior, dice que está totalmente curado de las adicciones que le han impedido brillar en el boxeo como lo hiciera su padre, Julio César Chávez. de quien dice, “lo cuidé desde los 20 años y yo fui quien lo metí a rehabilitación” y cuando eso sucedió fue cuando se destrampó.

“Yo metí a rehabilitación a mi papá. Lo cuidé por 20 años lo cuidé, y viví con él todos esos malos momento”.

Cuando la "Leyenda del Boxeo" estuvo encerrado en su proceso de recuperación, “descansé, dije: ‘nunca voy a ser como mi papá’, pero aproveché que estaba ahí encerrado y comencé a portarme mal… Comencé  ya grande, a los 23 años. Mi papá era muy estricto, no me dejaba ni tener novia. Me levantaba alas cinco de la mañana durante diez años y cuando se fue, pues me vi como un chavo con mucho dinero y me apende…”, dijo en entrevista en el segmento el “Escorpión al volante” del youtuber Alex Montiel.

 

 

“Fue algo horrible vivir 15 años en su adicción. Mucha gente entraba a la casa y le hacía cosas, le decían groserías, le faltaban al respeto. Como niño vi muchas cosas malas. Fue mucho mejor que mis papá se divorciaran y cuando comencé a boxear a los 21 años se motivó y dejó las drogas, si no pasaba eso, se hubiera muerto”.

 

Aceptó que el nombre de su papá le ha pesado en su carrera, pero no se arrepiente de eso: “Es algo bien chin..., indescriptible que mi papá sea Julio César Chávez. Es un orgullo que me comparen con el mejor de todos los tiempos, es un gran orgullo, pero yo hago mi carrera aparte. Nunca y nadie podrá superar a mi papá. Él dijo que fuéramos mejores que él. Le echaré muchas ganas, porque quiere ser campeón en septiembre y pelear de cuatro a cinco peleas al año, de aquí a cuatro o cinco años”. 

Es verdad que su padre “se molesta porque piensa que tengo las mismas cualidades que él, y pues aunque aprendí a pelear con mi papá, porque fui su sparring durante la parte final de su carrera y  me parezco un poquito, yo tengo mi estilo”.

 

 

Información por El Universal.

En esta nota

Comentarios