Tendencias

Covid-19

Crédito Infonavit

Novedades en Netflix

Precio del dólar

Clima en México

Liga MX

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Somos humanos

Hemos visto varios videos que exhiben el uso de la fuerza pública contra las caravanas de migrantes. Son inquietantes

Por Sergio Sarmiento

"En México, a partir del 1º de diciembre, vamos a ofrecer empleo, trabajo, a inmigrantes centroamericanos",

Andrés Manuel López Obrador.

            El presidente López Obrador ha descalificado al partido español antiinmigrante Vox y a los panistas que se reunieron con su líder, Santiago Abascal, a quienes calificó de "casi fascistas". Él mismo mantiene, sin embargo, una política de contención de los migrantes que supera la que podría soñar Vox.

            Hemos visto varios videos que exhiben el uso de la fuerza pública contra las caravanas de migrantes. Son inquietantes. Se me queda en la cabeza el de dos mujeres introducidas a la fuerza en una camioneta por agentes migratorios. "Mi hija, me quieren robar a mi hija", grita una de ellas. "Faltó la niña", dice desesperada la otra. La pequeña se llama Nancy y tiene 3 años. "Somos humanos", grita la segunda mujer, mientras un agente le cierra la puerta de la camioneta en la cara.

            Son escenas más dramáticas que muchas que hemos visto en Estados Unidos y que han generado protestas airadas de las autoridades mexicanas.

            Entiendo que no es fácil para los agentes migratorios y los guardias nacionales cumplir con las órdenes de contener a la caravana migrante. Los migrantes no se rinden pacíficamente, siempre tratan de evadirse y en ocasiones han lanzado piedras a los agentes. Los agentes son sancionados si usan la fuerza, pero no los políticos que dan las órdenes desde la comodidad de sus oficinas. Dos agentes migratorios, por ejemplo, fueron suspendidos el 29 de agosto después de que fueron captados en videos golpeando a migrantes. Quienes dieron las órdenes de contener a los migrantes, sin embargo, no han tenido de qué preocuparse. 

            No me queda claro que Vox sea un partido "casi fascista", como afirma el Presidente, y mucho menos el PAN; pero Vox sí es una organización nacionalista y antiinmigrante. Entre sus "100 medidas para la España Viva" destacan la deportación de inmigrantes ilegales, la deportación de los inmigrantes legales que hayan reincidido en la comisión de delitos y el endurecimiento de las penas a las "mafias" que transportan a inmigrantes ilegales. Vox promueve también que la migración considere las necesidades de la economía española y que se privilegie a las nacionalidades que comparten idioma y lazos de amistad y cultura con España. En otras palabras, mexicanos y centroamericanos serían favorecidos por la política migratoria que plantea Vox en España.

            López Obrador prometió abrir la política migratoria de México, que desde siempre ha sido muy cerrada. El 18 de octubre de 2018, cuando era presidente electo, declaró que "el que quiera trabajar en nuestro país, va a tener apoyo, va a tener una visa de trabajo". La realidad ha sido muy distinta. Por presiones de Washington, el Presidente ha mandado a la Guardia Nacional a contener a los migrantes; y tanto esta como los agentes de Migración actúan cada vez con mayor violencia.

            Yo coincido con la filosofía del Presidente. En un mundo ideal, no se debe detener a los migrantes, mucho menos golpearlos. Coincido con su idea de abrir las fronteras a la inmigración. El mandatario, sin embargo, ha tenido que ajustar su filosofía a la realidad política. No sólo EUA rechaza las caravanas, tampoco la mayoría de los mexicanos quiere recibir a los migrantes y darles visas de trabajo.

            Llega al alma el grito de "Somos humanos" que lanza la migrante violentamente empujada al interior de una camioneta mientras busca desesperadamente a una niña perdida. Sí, los migrantes también son seres humanos. No debemos tratarlos como lo estamos haciendo.

Adiós, Colón

En octubre de 2020 el Gobierno capitalino retiró la estatua de Cristóbal Colón del Paseo de la Reforma diciendo que era para restaurarla. Mintió. Ahora ha anunciado que la reemplazará con un monumento a la mujer indígena. Piensa que es muy fácil cambiar la historia.

Sergio Sarmiento

Twitter: @SergioSarmiento

Comentarios