No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Saldos de un año

Uno de los puntos positivos del año, a pesar de la falta de crecimiento, ha sido un alza en los salarios.

Por Sergio Sarmiento

"Lo que cuenta es lo que se hace y no lo que se tenía intención de hacer",

Jorge Edwards.

                                            El 1ro de diciembre de 2018 Andrés Manuel López Obrador rindió protesta como Presidente. "A partir de ahora -declaró-se llevará a cabo una transformación pacífica y ordenada, pero al mismo tiempo profunda y radical, porque se acabará con la corrupción y con la impunidad que impiden el renacimiento de México.

                                            El nuevo Gobierno ha hecho cambios importantes en la forma en que se ejerce el gasto público. Ha suspendido o reducido programas, muchos con alto contenido social, que habían permitido una reducción de la pobreza extrema, pero ha aumentado o creado otros que entregan recursos directamente a los beneficiarios. Ha cancelado importantes proyectos de inversión, como el Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco, pero ha anunciado otros, como el Tren Maya, la refinería de Dos Bocas o la ampliación del aeropuerto de Santa Lucía. Ha combatido el huachicol y la corrupción. Ha elevado el salario mínimo 20% y 100% en la frontera Norte. Ha creado la Guardia Nacional, una Policía militar, mientras que afirma haber cancelado los intentos por combatir con violencia al crimen organizado. Ha buscado centralizar el poder, debilitando a organismos autónomos y regulatorios. Ha eliminado también buena parte de la reforma educativa de 2013.

                                            A un año de distancia, los resultados son mixtos. La economía se ha estancado, en buena medida por una caída en la inversión fija bruta de 3.3% anual hasta agosto y un desplome de la construcción de 10% en septiembre. La cancelación del aeropuerto de Texcoco y las suspensiones de nuevos proyectos de inversión privada en energía han sido dos de los factores que han provocado este estancamiento.

                                            Uno de los puntos positivos del año, a pesar de la falta de crecimiento, ha sido un alza en los salarios. El presidente López Obrador presta especial atención al incremento por decreto del salario mínimo, que pasó de 88.36 pesos a 102.68 pesos diarios, pero como muy pocos lo reciben su impacto ha sido muy limitado. Sí ha habido, sin embargo, avances en el salario promedio cotizado en el IMSS. Este pasó de 350.62 en octubre de 2018 a 373.22 en octubre de 2019 (STPS), lo cual es un alza nominal de 6.4% frente a una inflación cercana al 3%. En contraste, la desocupación abierta se elevó de 3.2 a 3.6% de octubre a octubre, mientras que otros índices de desempleo también están subiendo.

                                            En materia de seguridad hay igualmente un retroceso. El número de homicidios dolosos está en camino de establecer un nuevo récord en este 2019. La liberación de Ovidio Guzmán, tras ser capturado en Culiacán, Sinaloa, en octubre, subrayó la debilidad del Estado frente al crimen organizado. La matanza de tres mujeres y seis niños de la familia LeBarón en Bavispe, Sonora, en noviembre, ratificó que persiste la impunidad incluso de los peores crímenes.

                                            El Gobierno ha buscado desmantelar las instituciones autónomas y de regulación que creaban contrapesos al poder presidencial. Ha lanzado una guerra contra instituciones como la CRE, la CNH, la CNDH y el INE que han sido los pilares de la construcción de un sistema que limitaba el poder unipersonal que los presidentes tuvieron durante las décadas del viejo PRI. El propósito parece ser el de concentrar nuevamente el poder en la Presidencia.

                                            El mandatario sigue gozando de una popularidad notable. En parte se debe a su muy particular habilidad como comunicador, pero también a un naciente culto a la personalidad.

Alternancia

Después de quince años de gobiernos de izquierda, triunfa ahora la centro-derecha en Uruguay con Luis Alberto Lacalle. La alternancia de partidos en el poder es muy importante. Esperemos que no se olvide esto en México. 

Twitter: @SergioSarmiento

Comentarios