Columnas Lo que él quiso decir

Proyecto Futuro 21

Esta fuerza surge del acuerdo de un grupo inicial, abierto a quien se quiera integrar, que impulsa un proyecto de carácter socialdemócrata y liberal.

Por Rubén Aguilar

El pasado domingo un grupo de organizaciones políticas y sociales y también de ciudadanos preocupados por retroceso de la vida democrática que hoy se vive en México dieron a conocer el inicio de un nuevo esfuerzo político ciudadano, Proyecto Futuro 21.

Los convocantes aceptan el ofrecimiento del Partido de la Revolución Democrática (PRD) que pone a su disposición el registro en el Instituto Nacional Electoral (INE), para conformar una nueva alternativa política ciudadana que participe en las elecciones del 2021.

Esta fuerza surge del acuerdo de un grupo inicial, abierto a quien se quiera integrar, que impulsa un proyecto de carácter socialdemócrata y liberal. El objetivo de mediano plazo es constituir una nueva organización política formada por una ciudadanía crítica, libre, abierta a la sociedad civil, flexible, descentralizada y ajena a prácticas corporativas y clientelares.

El grupo convocante está convencido que el País vive una regresión democrática en la que están en peligro las libertades individuales, la autonomía de los poderes de la unión, el federalismo republicano, los organismos autónomos, la pluralidad política, la libertada de expresión, la libre organización de la sociedad civil y también una política exterior soberana.

Y por eso esta nueva alternativa se propone defender y garantizar las instituciones republicanas, el pacto federal, el equilibrio entre los poderes, la pluralidad, la libertad de expresión y la democracia ante el embate manifiesto de un Gobierno que da pasos para instaurar un régimen presidencial centralista, unipersonal y autoritario.

El grupo rechaza y condena el discurso de polarización, descalificación, insulto, resentimiento y rencor que promueve el Presidente de la República y hace un llamado al debate abierto y democrático, al respeto a todas las ideas, a la tolerancia y a la unidad que el País requiere, para avanzar en la solución de sus grandes retos.

Ahora quienes suscriben el Proyecto Futuro 21 han comenzado a discutir la plataforma programática y las formas de organización de esta nueva alternativa política. La idea es que en el mediano plazo constituya una fuerza política que realmente represente a los millones de mexicanos que desean vivir en un país democrático, justo, libre, incluyente, seguro, próspero y sustentable.

La nueva alternativa espera, en unión con otras fuerzas en un gran frente, pueda contribuir a conformar una nueva mayoría en la Cámara de Diputados en 2021, para que el Poder Legislativo recupere su independencia y ya no dependa del Poder Ejecutivo y se avance en la posibilidad de ganar en las elecciones por la presidencia en 2024.

Los que convocan a esta construcción reconocen que la tarea no es fácil y que se van a enfrentar a la maquinaria del actual Gobierno, pero anuncian que seguirán en el esfuerzo de construir una nueva fuerza política de amplio espectro que aglutine a socialdemócratas y liberales comprometidos con la democracia y la justicia, para enfrentar la regresión autoritaria que impulsa este Gobierno.

Comentarios