No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Jaque Mate

Lógica de California

California tiene un encanto especial.

Por Sergio Sarmiento

SAN FRANCISCO, California.- California tiene un encanto especial. Después de recorrer el barrio chino de San Francisco, entro al Café Zoetrope en el singular edificio Sentinel de North Beach, construido en 1907, sede de la productora American Zoetrope de Francis Ford Coppola, director y productor de “El padrino”.

La cocina es italiana y, según la publicidad, ha sido seleccionada por el propio cineasta, mientras que los vinos son californianos e italianos. Pido una ensalada de burrata con un espumoso blanc de blancs californiano llamado Sophia, evocador de Sofia Coppola, hija de Francis, protagonista de “El padrino III” y realizadora de la aclamada Lost in Translation (Perdidos en Tokio). 

Frente a mi mesa hay un dispositivo, Zoetrope All-Story, que ofrece cuentos. Uno aprieta un botón y recibe un pequeño relato impreso. Los hay de uno, tres o cinco minutos de lectura. Aprieto el botón de un minuto y recibo una curiosa narración, de una autora llamada Kathy Fish, que leo mientras doy sorbos al espumoso. 

California es uno de los centros creativos más importantes del mundo. Ahí se produce no sólo la cinematografía más pujante, sino buena parte de la tecnología más avanzada. La producción económica, que supera los 3 billones de dólares anuales, es casi tres veces superior a la mexicana. Si fuera independiente, California sería la quinta economía del mundo.

Tiene la mayor producción estatal de la Unión Americana, pero ocupa el quinto lugar en PIB per cápita en dólares nominales y el 12º en PIB ponderado por poder de compra. El Estado tiene la mayor tasa de pobreza en el país y el mayor número de homeless. Es el octavo Estado con mayor desigualdad ¿Por qué? Porque el dólar compra menos en California. 

La razón son las políticas públicas. El Estado tiene un sueldo mínimo de 12 dólares por hora, contra 7.25 a nivel nacional, lo que incrementa precios y desempleo. Cuenta también con regulaciones gubernamentales mucho más estrictas y onerosas para la industria y la vivienda.

En San Francisco hay controles de alquiler que impiden aumentos más allá de la inflación, lo que ha hecho que se construyan menos viviendas y ha disparado los precios. Lo peor es que los políticos están considerando aplicar ahora estos controles a todo el Estado. Por si esto no fuera suficiente, la asamblea legislativa de California está considerando medidas para limitar la operación de las grandes empresas tecnológicas, como Alphabet (Google), Uber y Facebook, las cuales han sido hasta ahora una de sus principales fuentes de prosperidad. 

La mayor parte de los californianos no entiende la razón por la cual son más pobres que otros estadounidenses con el mismo ingreso nominal, porque no se dan cuenta que esas medidas afectan más a los que menos tienen. El Estado se precia de ser de izquierda, pero está expulsando población que ya no puede darse el lujo de vivir ahí.

Según un reporte de CNBC, California es el segundo Estado más caro de la Unión Americana y San Francisco su ciudad más costosa. El único Estado que lo rebasa es Hawai, pero sus altos precios son producto del aislamiento en una isla lejana, lo cual encarece el abasto, y su casi completa dependencia económica del turismo. En California los altos precios son simplemente el costo de políticas públicas que supuestamente buscan ayudar a los pobres, pero que sólo sirven para asfixiarlos. 

También Oregon
Oregon también ha elevado su sueldo mínimo a 11.25 dólares por hora, muy por arriba del nivel federal. Pero ahora que los políticos han empezado a ver las consecuencias, como un aumento en la automatización y la eliminación de empleos, han presentado otra iniciativa, ahora para restringir el número de cajas de autoservicio en los supermercados. 

Comentarios